|11/12/20 07:28 AM

Balance del primer año en la gestión de Rodolfo Suarez

Rodolfo Suarez cierra sus primeros 365 días de gestión con tres grandes preocupaciones: no contar con respaldo legislativo para obras necesarias, no haber podido instaurar la minería metalífera y el avance de la pandemia

Medios del Grupo Cooperativa tuvieron la posibilidad de mantener un diálogo con el gobernador Rodolfo Suarez. CNN Radio Mendoza, con Vicente Calisaya, y cronistas de El Ciudadano, nos encontramos con el primer mandatario en su despacho del cuarto piso del edificio sede del Poder Ejecutivo mendocino.

Se lo vio distendido y dispuesto a contestar, aunque dejó entrever que se guardaba para sí muchas acciones que podría emprender en los próximos meses. Esto último, quizás por prudente perfil bajo, que por esas añejas especulaciones características de los políticos.

Durante los treinta minutos que respondió preguntas, Suarez demostró que tres cuestiones mortificaron su primer año de mandato: no contar con un presupuesto que contenga autorización legislativa para importantes obras que necesita la provincia, no alcanzar su objetivo de campaña de instaurar en Mendoza la producción minera metalífera y el incontenible avance de la pandemia del COVID-19.

 

 

Asimismo, reconoció que es difícil el trato la Nación por el doble comando político que maneja el país. Se lo notó molesto cuando tuvo que contestar sobre el próximo año electoral, ponderó a su compañero de gestión, Mario Abed, y aseguró que habrá rebrote de coronavirus.

 

“Esperamos un rebrote de la pandemia para marzo”

Al preguntarle si considera que habrá rebrote de la pandemia en el próximo mes de marzo contestó: “Sí, lo analizamos con la ministra Ana María Nadal y su equipo en Salud, definitivamente habrá un rebrote. Es más, les digo que será una carrera entre la vacuna y el denominado ‘rebrote de Mallorca’, como se lo ha denominado en la otra parte del mundo, donde se han vivido momentos muy difíciles y se ha dado esta característica de muchos contagios en jóvenes”.

Para el primer mandatario, las medidas tomadas en su momento contra el coronavirus fueron oportunas y necesarias, aunque reconoció que los momentos más traumáticos fueron entre los meses “junio, julio y agosto. Con un sistema sanitario estresado en un 95% de ocupación de camas de UTI. En días que se hicieron largos y saturados, no dormíamos, porque la comunicación con la ministra Nadal era permanente, para responder de forma inmediata, donde los sistemas de salud público y privado interactuaron y creo que eso valió y sirvió de mucho”.

Sobre las cifras de contagios y muertes, dijo: “La diferencia con el resto del país es que Mendoza en la cantidad de muertos por millón fue menor. Significa reconocer el enorme trabajo de médicos y terapistas para salvar a gente que pasaron por Terapia Intensiva en estado crítico y desesperante”.

Al llevárselo al terreno de la fuerte dicotomía que tuvo el país y la provincia sobre la cuestión económica y abrir la misma en los difíciles momentos de la pandemia, confesó: “Comencé escuchando detenidamente a todo el ambiente laboral, desde un albañil, un mozo, un peluquero, una empleada doméstica; hasta empresarios y productores. Todo eso nos hizo ir por un rumbo de apertura, con un fuerte equilibrio en la salud, con muchos cuidados y responsabilidades que dejaron de ser personales, para ser colectivas”.

 

“Si no hay consenso social no se insistirá con la explotación minera”

Sin dudas, la minería seguirá siendo todo un tema para Rodolfo Suarez. No lo oculta cuando repite, lo que dice en todos lados: “Fue la gran posibilidad de cambiar y fortalecer la matriz productiva. De generar 20 mil puestos de trabajo con salarios mínimos que superen los $100.000, para esa gente que necesita salir debajo de la línea de la pobreza”.

“Hacer minería no significa contaminación, no tiene por qué haberla, en un Estado responsable que controle. Aquí eso se puso en tela de juicio con personas que distorsionaron la verdad y que incentivaron las movilizaciones con una campaña del miedo. Por eso, en este salón donde nos encontramos, tomamos la decisión de derogar la Ley 9.209 y se reinstauró la Ley 7.722”.

Al preguntarle si su análisis implicaba no insistir con el tema minero, respondió: “Hasta que no haya consenso social no se vuelve sobre el tema”.

 

“Hay que eliminar las elecciones de medio término”

Responder sobre las elecciones legislativas del próximo año, le llevó poco tiempo, porque aseguró: “No le dedico tiempo mental e imaginar lo que viene. Sería irresponsable de mi parte, ya que considero que si las elecciones son en agosto no debería comenzar el año electoral ahora, ni en enero, febrero, marzo o en abril, hay tiempo para eso”.

“Por eso, en lo que me preguntan de la reforma que estoy proponiendo en la Legislatura, les que digo que hay que eliminar las elecciones de medio término, porque pasa esto que el funcionario elegido por el pueblo para hacer mejor las cosas, tiene que dedicarse a eso y no pensar y proyectar elecciones”.

 

“En Argentina vivimos con un doble comando en el gobierno nacional”

Con crítica postura respondió sobre la relación Fernández-Fernández con la provincia: “La gente percibe que hay un doble comando a nivel nacional, como una cuestión rara que estamos viviendo. Eso se dificulta a veces en la gestión”.

Cuando se le pidió ampliar y aclarar las dificultades de gestión, detalló: “Hay muchos ministros y se dificulta todo trámite, aspecto que se nota cuando tenemos que hacer un trámite y el expediente se traba porque otro sector lo paró, algo que se vive a diario y que produce inconvenientes, por lo que sería bueno una unificación en la conducción del Gobierno nacional con metas y caminos claros”.

 

“Mario Abed es una persona muy sensata y ubicada”

En la evaluación de su primer año de gestión, no dejó de responder sobre su compañero de fórmula, el vicegobernador Mario Abed. Esto, teniendo en cuenta que los observadores de la política local consideran que la relación gubernamental actual, se ha dado como ninguna hasta ahora en el gobierno de Mendoza, es decir, sin mezquinos intereses políticos o de gestión, que se dieron en otras con fuertes escándalos en las bambalinas del poder.

Por eso al responder de su vicegobernador, expresó: “Tenemos fluido diálogo permanente y todo trabajo lo hacemos en conjunto. Hay mucho mérito en muchas cosas que han sucedido en nuestro primer año de gestión”.

Cuando se le recordó el rol que jugó Abed en la sanción de las leyes de Avalúo, Impositiva y de Presupuesto 2021, agregó: “Es una persona muy sensata y ubicada en el lugar que le toca de la gestión. Yo estoy muy contento con Mario”.