|10/09/21 12:04 PM

Salud mental: alumnos del DAD reclaman medidas de contención

La justicia investiga el incidente de una estudiante que habría entrado en crisis emocional. Autoridades del establecimiento evalúan el reclamo de los chicos

Por Redacción

En la mañana de este viernes, alumnos del colegio DAD de la UNCuyo, decidieron hacer una 'sentada' para manifestarse ante directivos, luego de haber presenciado un episodio donde una estudiante debió ser atendida por daños físicos. Al parecer, la joven habría caído desde un tercer piso del edificio escolar, en un acto similar al acontecido días antes en la Escuela del Magisterio.

El hecho, que aún se encuentra en investigación, provocó gran conmoción entre el personal del colegio secundario y los chicos, quienes elevaron un comunicado para solicitar la suspensión de las actividades. Además de los jóvenes de esta institución, estudiantes de otros colegios de la UNCuyo se plegaron a la medida.

En diálogo con FM 91.7la directora general de Educación Secundaria de la Dirección General de Escuelas (DGE), Maria Ana Barroso, describió el accionar de las autoridades ante la iniciativa de los estudiantes en medio de la preocupación por los dos casos que se sucedieron en menos de una semana: “Como podrán observar, ellos están manifestándose de esta manera, han decidido realizar una sentada, como adultos lo que estamos haciendo es acompañando y respetando la decisión que ellos han tomado, lo que hacemos o cómo procedemos a partir de aquí”.

La funcionaria indicó que los alumnos ya delegaron su reclamo en representantes que dialogarán con los directivos para resolver la demanda. Asimismo, aseguró que la intención es acompañar y escuchar a los estudiantes para "establecer o profundizar algunas acciones que se vienen haciendo en torno a estas y otras situaciones".

“Después de atravesar un proceso tan complejo, donde son aspectos que tienen un impacto altísimo en las emociones, hablamos de jóvenes, estudiantes en pleno proceso de formación y conformación de sus identidades y demás”, analizó la funcionaria, haciendo alusión a una problemática que se manifiesta en diversos ámbitos educativos.

La directiva de la DGE especificó, además, que los chicos están pidiendo por más acciones relacionadas a evitar situaciones de este tipo.

Consultada acerca de cómo se interpreta el incidente y su similitud con el episodio del Magisterio, Barroso señaló: “Siempre hay una preocupación con respecto a estas conductas. Aclarar que tristemente sucede y está sucediendo en distintas instituciones, de todos los sistemas educativos. Nosotros, que trabajamos con expertos y profesionales, sabemos que estos son riesgos, son situaciones que es posible advertir y que se trabaja en torno a esto.”

 

 

En consonancia con la sentada de este viernes, trascendió que los alumnos del DAD y el centro de estudiantes de ese establecimiento habrían solicitado suspender el dictado de clases hasta tanto se garantizara su bienestar físico y mental. La supuesta negativa de ese pedido por parte de autoridades de la UNCuyo fue apelada por el gremio docente FADIUNC, que se expresó a favor del reclamo estudiantil.

Con respecto a próximas acciones de prevención de problemáticas relacionadas a salud mental de los estudiantes, la Barroso explicó: “Nos encantaría poder erradicarlas de la vida de los jóvenes, pero por ahí no tenemos certeza de poder hacerlo. Sí sabemos que acompañar y tratar de trabajar para que esto no vuelva a pasar o que este joven conozca y pueda acudir a los adultos en el sentido de buscar ayuda”.

Según pudo averiguar FM 91.7, los estudiantes del DAD están pidiendo la máxima reserva de sus identidades y del registro fotográfico en el interior del establecimiento. En este sentido, expresaron que su intención no es la suspensión de clases, sino que se establezca una especie de capacitación y que "se busque a las personas correspondientes para que los alumnos tengan la oportunidad de poder abrirse, contar sus problemas".

En el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, es importante conocer los centros de ayuda para prevenir o eventualmente evitar este tipo de situaciones. En Mendoza, el número telefónico 0800 333 4884 ofrece ayuda especializada en salud mental; en caso de emergencia, corresponde acudir al 911.

A su vez, niños y adolescentes también pueden comunicarse a la línea 102. Se trata de un servicio gratuito y confidencial, de atención especializada sobre los derechos de niñas, niños y adolescentes. Allí pueden consultar ante una situación de amenaza, vulneración de derechos o por asesoramiento.