|28/04/21 09:53 AM

Alerta sanitaria: Fernández y Suarez analizan nuevas restricciones

El presidente y varios gobernadores provinciales entre los que se encuentra el de Mendoza, buscarán delinear las estrategias a seguir para mitigar la expansión del coronavirus en el país

 

Este viernes 30 de abril se vence el DNU 241 que firmó el presidente Fernández y que lo enfrentó dura y políticamente con el Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta por el tema la suspensión de las clases presenciales, las restricciones horarias con la alerta sanitaria (entre las 20 hs y las 6 de la mañana) y la prohibición de realización de eventos culturales, sociales, recreativos y religiosos.

La medida de Fernández estuvo principalmente abocada al AMBA por el aumento exponencial de casos de coronavirus que ha tenido lugar allí en las últimas semanas, pero también invitó al resto de los gobernadores nacionales a que se plegaran a la letra que marcaba una vuelta de normas estrictas para así intentar controlar la situación epidemiológica.

En Mendoza, Suarez se adelantó a ese DNU y a través de un decreto provincial, estableció una alerta sanitaria desde las 00:30 hasta las 5:30hs,  que luego por un recrudecimiento de contagios y saturación hospitalaria, previo consenso con intendentes, decidió modificar para que se aplique desde 23:30 en la provincia, salvo en el departamento General Alvear que tiene una situación extremadamente comprometida y cuyo intendente, extremó las medidas a tomar.

Este miércoles en vísperas del vencimiento del citado DNU, el presidente Fernández tendrá una reunión de carácter virtual con algunos gobernadores provinciales para consensuar las medidas a tomar ante el avance de casos de coronavirus en todo el país. La ronda de consultas y reuniones con gobernadores, comenzó ayer por la tarde y el presidente dialogó con 12 de ellos. Esta tarde, a las 17 hs será el turno de los otros, entre ellos se encuentra el gobernador de Mendoza pero también el Jefe porteño Horacio Rodríguez Larreta; ambos son los dos mandatarios más antagonistas que tiene el presidente.

Se espera que Fernández sea severo con Suarez por la realidad epidemiológica que tiene la provincia.

Desde gobierno nacional entienden que el gobernador mendocino, tomó medidas que terminaron siendo “tibias” para la situación que tiene Mendoza en cuanto al nivel de camas UTI y las cifras que deja a su paso la pandemia, tanto de contagios como de fallecidos.

En un documento del Ministerio de Salud de la Nación, se observaba que el 23 de abril la ocupación de camas de terapia intensiva en Mendoza, era del 85% cuando la media nacional era del orden del 66,5%. Las cifras, pintan de lleno cuál es la mirada que tienen al respecto sobre lo que aquí ocurre, desde el Gobierno nacional.

Fuentes allegadas al presidente, aseguran que Suarez no ha tomado medidas que ayuden a disminuir el contacto entre personas en ambientes cerrados. No está prohibida de momento, la posibilidad de consumir alimentos o bebidas en el interior de locales gastronómicos y el anhelo de Nación, es revertir ese punto para que solo se pueda estar en mesas al aire libre o mediante la modalidad ‘pase y lleve’ (take away). Pero también posan su visión en el resto de locales comerciales, donde los clientes ingresan para consultar, ver y comprar productos, algo que buscarían que se revierta en el diálogo que tendrá lugar entre Fernández y Suarez; al menos hasta que se descomprima un poco situación sanitaria.

Fernández y los otros gobernadores, buscarán consensuar las medidas a tomar ante la realidad epidemiológica nacional y estas tendrían que ver con un acuerdo entre las partes, para implementar una suerte de "esquema de bandas” en la que si los contagios superan determinada cifra en cierto periodo de tiempo, se apliquen sin chistar, restricciones previamente acordadas; sea cual sea la provincia en cuestión. Pero si los casos descienden de la otra marca establecida, haya más libertades y se relajen los controles.

Hay una especial preocupación en Casa Rosada por la situación epidemiológica que atraviesa Mendoza, ya que entienden que las medidas adoptadas son mucho más laxas que en otros lugares donde la situación es considerablemente menos crítica.

El regreso de las salidas por terminación de DNI y la prohibición de las reuniones familiares, son dos herramientas a las que también podría echar mano el gobernador mendocino buscando frenar la expansión de casos de COVID-19 en la provincia.

Habrá que esperar y ver que sale de este “acuerdo amplio” que busca el presidente con los mandatarios provinciales. Esta tarde, además de Suarez, se conectarán a meeting virtual: Sergio Ziliotto de La Pampa, Arabela Carreras de Río Negro, Alberto Rodríguez Saá por San Luis, Axel Kicillof por Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta de la Ciudad de Buenos Aires, Omar Gutiérrez por Neuquén, Mariano Arcioni de Chubut, Juan Schiaretti de Córdoba, y Alicia Kirchner por Santa Cruz.