|12/04/21 02:40 PM

Advierten que el sistema sanitario en Mendoza va camino al colapso

Aseguran que la ocupación de camas en áreas de COVID-19 es casi plena. Cada vez son más los pacientes jóvenes que cursan cuadros críticos 

Por Redacción

Según datos oficiales, en el Gran Mendoza la ocupación de camas de Unidades de Terapia Intensiva alcanzó el 71%. Es por esto que crece la preocupación frente a la segunda ola de COVID-19.

El delegado regional Cuyo de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, Gonzalo Álvarez Parma, indicó en El Interactivo que ven con preocupación "el rápido incremento de casos que hubo en Mendoza en estos días".

"Dentro de la terapia intensiva, tenemos dos tipos de camas en este contexto. Las camas para pacientes con patologías por covid y camas para pacientes que no son patologías covid", explicó al comenzar. Frente a esto, aseguró que las que están destinadas a personas contagiadas de coronavirus, la ocupación es "plena".

 

 

-¿Cuáles son las causas del aumento sostenido de casos?

-El año pasado comenzamos con muy pocos casos, pese a tener medidas restrictivas, bastante estrictas, la propagación no se pudo impedir. En este contexto, tener mil casos por día realmente preocupa, porque la curva de contagios es exponencial. Tenemos un índice de positividad que, si bien estuvo en el 20% ayer (domingo), ha llegado al 30% días anteriores. Con esos números el sistema quedará colapsado en poco tiempo.

 

-¿Hay diferencia en el grupo etario de los casos, en relación al año anterior?

-Sí, es algo a lo que se ha hecho referencia al comienzo de la pandemia. La mayoría de los pacientes tienen rango etario avanzado, hoy tenemos pacientes con 30 y pico de años que cursan la enfermedad crítica. El llamado es a los jóvenes confiados en que su edad tienen menos temor. Eso hace que se cuiden menos.

 

Responsabilidad social

Por otro lado, reforzó que "si no nos gustan estas medidas, tenemos que apelar en principio a la responsabilidad individual y después a la colectiva como sociedad, para mantener y hacer cumplir las medidas: uso correcto de tapabocas, distanciamiento y lavado de manos".

Además, aseguró que si bien la vacuna da una "sensación de seguridad", "cada vacuna tiene distinta tasa de prevención en la posibilidad d contraer la enfermedad, pero casi todas tienen alta tasa de prevención de enfermedad severa, que lleva a terapia intensiva".

"Hay cosas que todavía no están claras, una de ellas es cuánto dura la inmunidad por haber contraído la enfermedad. A fines epidemiológicos el corte se hace a 90 días, si uno tuvo coronavirus se indica que está cubierto por los próximos 90 días. Pero es cierto que, con la aparición de nuevas cepas y demás, confiarse en la inmunidad natural por haber tenido coronavirus no lo recomendaría", manifestó.