|05/08/19 07:30 AM

Caso Próvolo: hoy comienza un juicio que quedará en la historia

Después de dos años de investigación, se inicia el proceso que intentará condenar a dos curas y un empleado del instituto religioso de Luján de Cuyo, por presuntos abusos sexuales a niños sordomudos. Por los tribunales pasarán unos cien testigos

Hoy es un día histórico para Mendoza y para el mundo, ya que comienza el juicio por los presuntos abusos sexuales en el instituto Antonio Próvolo de Luján de Cuyo

Los casos empezaron a salir a la luz en febrero de 2017, y la crudeza de los relatos de las víctimas, ahora casi todas mayores de 18 años (menos una), expusieron en la provincia una situación de gravedad que involucra al mundo eclesiástico y a la comunidad sordomuda.

Después de mucho tiempo y diferentes medidas realizadas, incluso hasta con una polémica venta del lugar a la Municipalidad de Luján de Cuyo, empezará un proceso judicial esperado y que, dependiendo su desenlace, quedará en la historia.

En total, serán 28 hechos los que se juzgarán. De ese número, el cura Horacio Corbacho está acusado en 16, el religioso italiano Nicola Corradi en 6 y el exjardinero del Próvolo, Armando Gómez, en 6. Hay que aclarar que por el caso de la monja Kumiko, también vinculada a algunos de los hechos, aún no existe una elevación a juicio.

Según expresaron desde el Ministerio Público, el fiscal en jefe en este juicio será Alejandro Iturbide y en la sala de audiencias también estarán los fiscales Gustavo Stroppiana y Gonzalo Nazar, este último como adjunto.

José Bordón, el exmonaguillo ya condenado.

El Tribunal Nº2 estará integrado por Carlos Díaz, Alejandra Ratto y Mauricio Juan, y será el encargado de juzgar a los imputados.

Al tratarse de delitos de instancia privada y atendiendo la gravedad de este caso renombrado mundialmente, no habrá transmisión oficial del juicio y como hecho inédito para la justicia local, habrá una intérprete de señas que le leerá las acusaciones a Gómez, quien es sordomudo.

Confianza en la Justicia 

Sergio Salinas, abogado querellante en esta causa, sabe que este juicio tendrá una amplia repercusión por todo lo que significa el relato de las víctimas.

Ante esta situación, sobre el inicio del proceso afirmó: “Esperamos la condena como un devenir seguro, tenemos tranquilidad porque la Justicia sigue avalando que estamos haciendo bien las cosas y que a las víctimas se les ha creído”.

En el juicio las víctimas no están obligadas a declarar y de acuerdo a lo que explica Salinas, “a las víctimas la citan igual pero ellas decidirán, por ejemplo por recomendación de su terapeuta, si declaran o no”. 

“Es una causa triste y para mí será histórico porque el Estado no estuvo a la altura de las circunstancias, incluso el propio gobernador Cornejo dijo que era una mentira; porque hubo un sometimiento tortuoso a la comunidad sordomuda y porque la Iglesia sigue demostrando que no ayudará, y encima, niega”, explicó el abogado querellante.

Para finalizar, Salinas manifestó que más allá del resultado de este juicio, lo que se debe hacer en este tipo de casos es realizar “protocolos preventivos de acción y de no repetición” para que no existan más víctimas.

Las imputaciones y la suma de penas

Actualmente, Corbacho, Corradi y Gómez se encuentran imputados por abuso sexual y corrupción de menores.

Al estar en concurso real, las penas se pueden sumar, ya que existe más de un hecho porque se juzgan 28. 

“Se hace a través de la suma de todos los máximos con un tope de 50 años. En Mendoza no hay antecedentes de condenas a eclesiásticos con este número”, expresó Salinas.

El silencio es su idioma

El rol de la Iglesia católica en el caso Próvolo fue bastante cuestionado desde el origen de las denuncias de abuso sexual contra personas sordomudas en la sede lujanina. La escasa información ofrecida y la negación de los hechos que investiga la Justicia mendocina han sido estandartes que hasta hoy siguen levantando.

El comienzo del juicio contará con la ausencia eclesiástica, incluso habiendo una condena contra el encargado del lugar y exmonaguillo, José Bordón, quien admitió los hechos y recibió una pena de 10 años por abuso sexual con acceso carnal.

El ‘efecto Próvolo’ en diferentes medios internacionales

La investigación por los casos de abusos sexuales dentro del instituto Próvolo, de Luján de Cuyo, cruzaron fronteras y la noticia llegó rápidamente a todo el país y el mundo.

La repercusión que tuvieron los hechos que investiga la Justicia mendocina es tal que medios de Italia (de donde proviene uno de los imputados) y Estados Unidos, le dieron relevancia a una problemática que involucra hasta al propio papa Francisco.

Sin dudas, las múltiples denuncias que recayeron sobre los sacerdotes, monjas y empleados del lugar, ubicado sobre la calle Boedo, en La Carrodilla, abrieron un debate internacional sobre la guarda de niños, en general, y sordomudos en el caso de Mendoza.

En su momento, fue la propia vicegobernadora Laura Montero quien compartió en sus redes sociales el “efecto” que tuvo el hecho en diferentes países.