|27/06/19 07:53 AM

Ejecutivos insisten en que bancarios trabajen sábados y domingos

Mientras la patronal busca bancarizar cada vez más a los argentinos, los trabajadores del rubro aseguran que esto logrará precarizar su labor y piden respetar el contrato de trabajo (de lunes a viernes por siete horas y media). El secretario de la Bancaria en Mendoza criticó que hoy solo están dando préstamos a tasas inalcanzables y que hacer efectiva esta modalidad es una medida totalmente arbitraria

La idea de ampliar horas y días de trabajo en la actividad bancaria ya tiene su tiempo. Las paritarias y paros por el aumento de salario había aplacado la intención de concretar que los bancos abran sus puertas los fines de semana.

Ahora hay una nueva embestida ejecutiva de todos los bancos del país, bajo el argumento de ampliar la bancarización en la gente y la petición recaló en las autoridades del Banco Central de la República Argentina.

La reacción de la Asociación Bancaria de la República Argentina no se hizo esperar. La Entidad gremial que nuclea a los trabajadores del sector salió con los tapones de punta desconociendo al Banco Central para que se tome allí una decisión de esta característica, acusando a los banqueros de impulsar una acción de tinte autoritario, que desconoce al Ministerio de Trabajo de la Nación y el ámbito paritario en el mismo. “El Ministerio de Trabajo es el órgano natural y democrático para debatir este tipo de propuestas, que aún así no se ajusta a las leyes laborales en vigencia”, señalaron los sindicalistas bancarios.

El Ciudadano habló con el secretario de la Bancaria en Mendoza, Sergio Giménez: “La cámara (ADEBA) que representa a los bancos de capitales nacionales, hizo una presentación ante el Banco Central para pedir que se modifique la jornada laboral de las entidades bancarias y sus sucursales, que se multipliquen las horas de trabajo y se incluyan sábados y domingos. Esta petición no tiene asidero, no tiene ningún anclaje con la realidad, precarizará la situación laboral de todos los trabajadores bancarios. Esto se lo hemos dicho a los ejecutivos, sin embargo, han avanzado en tratar de lograr esto”.

Secretario general de la Asociación Bancaria de Mendoza, Sergio Giménez.

Trabajo en negro y caída la de actividad económica

Cuando se le preguntó al dirigente cuál es la idea de este proyecto, contestó: “El argumento es que quieren bancarizar a más argentinos que se encuentran fuera del sistema, algo que solo logrará precarizar aún más nuestro trabajo, porque lo otro, por ahora, es imposible si tenemos casi un 50% de trabajadores que subsisten en el empleo informal. Además existiría mayor bancarización si la economía no estuviera enferma como hoy lo está”.

Más del 35 % de la actividad económica del país está en total informalidad, a lo que le debemos agregar que los servicios que por estos días ofrecen los bancos son inaccesibles para el común de la gente. Ni hablar de lo alejada que está la actividad bancaria de la industria, el comercio y la producción. Nadie puede negar que esto es así, cuando los bancos son los únicos que están ofreciendo préstamos a tasas inalcanzables que en la mayoría de los casos superan el 100%. ¿Me puede alguien decir qué trabajador, jubilado, pequeño comerciante, industrial o productor agropecuario puede obtener un préstamo?”, se preguntó.

El ámbito de discusión es la paritaria, no el Banco Central

En otro tramo del diálogo, el dirigente bancario detalló: “Los trabajadores bancarios consideramos que la discusión no pasa por que neguemos o aceptemos trabajar los sábados, porque por otro lado la Ley de Trabajo establece con claridad que los servicios financieros trabajan de lunes a viernes. Será una legislación vieja y contraria a los objetivos de los banqueros, pero está vigente. Entonces, los convenios laborales que tenemos en nuestra actividad establece la jornada del trabajador bancario”.

Desde el sindicato bancario aseguran que si insisten con esta medida van a realizar paros.

Luego imprimiendo reproche expresó: “Consideramos que si el sector empresario insiste en discutir esto, nosotros queremos también discutir la tecnología, la sustitución de puestos por el avance tecnológico, incluir un convenio con perspectiva de género y la seguridad en las oficinas bancarias", entre otros puntos. “Por eso le decimos a la patronal que esto que acabo de puntualizar tiene un solo ámbito natural de discusión: la paritaria, no el Banco Central”.

Finalmente y, en tono desafiante lanzó: “Advierto que si no se hace como dictamina la legislación vigente, vamos a entrar en franco conflicto que puede llegar a paralizar la actividad bancaria en todo el país. Debe entenderse que los trabajadores bancarios vemos detrás de todo esto un tinte autoritario que no vamos a permitir”.

El objetivo es la inclusión financiera de la Argentina

En el marco de la iniciativa para la bancarización e inclusión financiera impulsada por la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA), la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) elaboró el trabajo ‘Inclusión Financiera en la Argentina. Diagnóstico y propuesta de política’.

El documento hace un diagnóstico de las condiciones actuales que impiden una mayor inclusión financiera –entre los que destacan asimetrías regulatorias e impositivas a favor de servicios no regulados– y propuestas que deberían impulsarse desde el sector público.

El informe puntualiza que con la autorización del regulador es posible lograr la flexibilidad buscada. Sin embargo, ADEBA propone que, sin afectar los convenios laborales, los horarios de atención al público de cinco horas, sea el mínimo, al igual que la atención de lunes a viernes.

Y el informe agrega: “Cuando más fácil –menos costoso– sea extraer efectivo de una cuenta, menor es la necesidad de extracciones de una sola vez y por montos grandes, por lo que se hace necesario la autorización, caso por caso, para que las entidades puedan atender también en horarios diferentes y durante feriados y fines de semana. Para esto es necesario modificar los decretos 2.289/76 y 262/86, estableciendo horarios mínimos de cumplimiento y dejando a las entidades financieras la potestad de extender el período y los días de atención al público”.

El informe completo de FIEL se puede leer en la página: www.adeba.com.ar.