|19/06/19 04:22 PM

Aprobaron la ley contra el robo y comercialización de autopartes y neumáticos

La Cámara de Diputados dio sanción final al proyecto de ley que no sólo tiene fines tributarios y administrativos, sino que también apunta a la lucha contra el delito y la inseguridad, desarticulando de este modo el circuito de venta clandestina

Por Redacción

La Cámara de Diputados dio sanción final al proyecto de Ley del Poder Ejecutivo mediante el cual se pretende poner freno al robo y comercio ilegal de neumáticos y autopartes de dudosa procedencia. También, a propiciar la presencia del Estado en el control permanente de los establecimientos dedicados a la compra y venta de estos elementos.

Según señalan los fundamentos de esta iniciativa, el objetivo de este control no sólo tiene fines “tributarios y administrativos sino en la lucha contra el delito y contra la inseguridad, desarticulando de este modo el circuito de venta clandestina de autopartes, cubiertas y neumáticos”.

El robo y la posterior comercialización de cubiertas es una de las problemáticas más latentes en la provincia.

La ley establece que la autoridad de aplicación del Régimen Legal para el Desarmado de Automotores y venta de sus autopartes es la Dirección Nacional de la Propiedad del Automotor y de Créditos Prendarios y, en el ámbito provincial, el Ministerio de Seguridad.

La autorización definitiva para desarmaderos emitida por el Registro Único de Desarmaderos y Actividades Conexas (RUDAC) “es la única válida a los efectos de esta ley, la cual deberá encontrarse a la vista del público en el local de venta y también de forma digital si su ofrecimiento fuere a través de la web, teléfono, redes sociales u otra forma tecnológica, o en los medios de comunicación cualquiera sea su forma”.

Sobre la ley contra el robo y la comercialización de cubiertas y autopartes

La norma pretende disminuir la compra de bienes de dudosa procedencia, como así también la presencia del Estado en el control permanente de los establecimientos dedicados a la compra y venta de autopartes y de neumáticos. De esta manera, se reformará la ley provincial de adhesión a la Ley Nacional de Autopartes.

En este sentido, la ley prevé en primer lugar, además, que los policías que investiguen los desarmaderos, ahora se sumen a los fiscales.

Por otro lado, las autopartes serán tomadas como material peligroso, como sucede con las drogas, y habrá un lapso de 24 horas después de una medida judicial para destruirlas.

De este modo, no volverán a ser comercializadas y se desactivará el mercado de los desarmaderos. Además, toda venta de rueda o cubierta tendrá un examen.