|22/05/19 07:28 AM

Cuál es la deuda que le quedaría al próximo gobierno provincial

Distintas versiones y cifras de lo que se deberá reintegrar a los organismos de crédito

Diferentes sectores políticos de la oposición vienen señalando la deuda que la actual administración provincial dejaría al gobernador que asuma el próximo diciembre. Los montos son diferentes, no por ser mínimos sino altos y con efectos que podrían producir inmovilidad en la futura gestión de gobierno, según especulan.

Para el oficialismo es pura especulación electoral que no aporta en nada, que no dice la verdad y que niega el aporte negativo de las dos administraciones justicialistas de Celso Jaque y Francisco Pérez, donde fue grave cómo se profundizó el déficit fiscal.

Ante ello y muchos cruces en el campo periodístico de los actores en pugna, El Ciudadano pudo acceder a parte de la voz oficial que reconoce la deuda, dónde nace la misma y a cuánto alcanzaría al momento del traspaso de la gobernación a la futura administración.

El diálogo fue con el presidente del bloque de diputados del frente Cambia Mendoza, César Biffi, quien ante la pregunta directa, respondió: “Hay desconocimiento y profunda ignorancia cuando se habla del tema de la deuda. Tampoco se debe descartar cierta mala fe, porque de hecho, decir que la deuda aumentó 260% implica no saber del comportamiento de la economía y de las finanzas públicas”.

El legislador radical, César Biffi.

“Comparar pesos del 2015 con pesos del 2019 no es lo mismo uno y otro, por eso se busca comparar la deuda siempre en una moneda que más o menos nos da cierta certeza que es el valor del dólar y en términos de la moneda norteamericana la deuda pública bajó un 5%”, comentó.

Historia de la deuda pública en la provincia

Al encarar la razón de ser de lo abultada deuda, dijo: “También me gustaría decir que lo que no se está explicitando por aquellos que en forma crítica hablan de esta deuda y es el momento que se inicia. Fue a instancias de la privatización de los bancos de la provincia de Mendoza donde fue necesario tomar US$ 800 millones para poder realizar esa operación. Luego todo eso cayó y es precisamente el inicio de la deuda. A lo que le tenemos que agregar ocho años de gobierno de Celso Jaque y Francisco Pérez con déficit fiscal”.

Cuando se le pidió detalles de su visión, explicó: “Fíjese, cuándo toma deuda. Cuando lo que gasta no se puede cubrir con los ingresos. Eso no pasó durante los ocho años de los gobiernos de Jaque y Pérez. Consecuentemente la provincia se fue endeudando. A pesar de ello la buena noticia para los mendocinos que, salvo en el 2016 donde Mendoza tuvo déficit operativo en función del arrastre del 2015, en los años (2017, 2018 y 2019) que vinieron, la provincia exhibió ordenamiento en sus cuentas con superávit y bajando impuestos”.

La administración de Alfredo Cornejo deja una deuda menor

En la consulta sobre el actual estado de la provincia, explicó: “Aseguro que Mendoza es decididamente sólida. A pesar de ello el Estado provincial tiene que seguir haciendo esfuerzos para mantener ese superávit y que eso redunde en aumentar la obra pública y achicar la deuda”.

Finalmente, y ante la pregunta concreta si el actual Gobierno deja deuda, el legislador radical confesó: “Sí, por supuesto que quedará deuda, como en todos los gobiernos. Y todos los gobiernos en general renuevan la deuda, detallando lo que se debe pagar. Obteniendo un nuevo préstamo, cancelamos y adquirimos  nueva deuda por el mismo monto. La deuda que dejaría la actual Administración provincial es exactamente de US$ 1.470 millones. Le confieso que cuando asumimos el gobierno, esa deuda estaba en US$ 1.500 millones, es decir, dejaremos un 5% menos”.