|11/04/19 02:41 PM

Denuncian que el agua que reciben los vecinos de Lavalle no es potable

La diputada Carina Segovia (PJ) aseguró que el líquido es de color marrón con sabor desagradable, por lo están elaborando una ley para exigirles a los operadores que provean a las familias afectadas en forma gratuita los filtros para que el recurso sea apto para el consumo humano

Pareciera ser que en Lavalle el agua tiene una cuestionada calidad desde hace tiempo. Hoy el tema se agravó y muchos temen que perjudique la salud generalizada de la población del departamento.

Aseguran que el problema tiene diferentes vías de solución y que el tema de los costos por parte de Aguas y Saneamientos Mendoza (AySAM) habría producido cierta e inaceptable lentitud para recibir alguna respuesta. 

También podrían presentarse problemas de jurisdicción entre los departamentos Las Heras y Lavalle, porque una de esas soluciones estaría en la denominada zona de Jocolí Oeste, sitio que hoy se encuentra en conflicto limítrofe entre ambos municipios, muy a pesar de que todos saben que la población de Jocolí es asistida por la comuna lavallina.

El Ciudadano dialogó con la diputada provincial Carina Segovia (PJ), autora de un proyecto de ley para que, en caso de que no se pueda solucionar el problema de otra manera, AySAM les entregue a los vecinos de ese departamento filtros para convertir el agua en potable.

Al respecto, la legisladora expresó que “la gente de Lavalle está recibiendo agua de mala calidad, algo que se profundiza en diferentes sectores. Por eso estamos elaborando una ley para exigirles a los operadores de agua potable que provean gratuitamente filtros para que sea apta para el consumo humano”.

Carina Segovia, diputada provincial del PJ de Mendoza.

Consultada sobre el inconveniente, Segovia detalló que “la situación es gravísima, porque hemos escuchado a los vecinos testimoniando que el agua que reciben en cada domicilio viene con un profundo color marrón y sabor desagradable. En los exámenes que se han llevado a cabo recientemente en diferentes puntos se han detectado metales pesados que son peligrosos para la salud”. 

“Se vienen realizando gestiones en la Municipalidad de Lavalle desde hace años, y también ante AySAM. Debido a esto, el presidente del organismo, Richard Battagión, estuvo en el departamento pero no aparecieron las soluciones que se esperaban, lamentablemente”, explicó.

Los altos costos frenan las soluciones

“Nuestra propuesta es que la Legislatura de respuestas a los vecinos de Lavalle por medio de una ley para que por lo menos se entreguen filtros domiciliarios que permitan un consumo de agua apta para las familias lavallinas”, dijo Segovia.

Sobre el tema costos, la diputada expresó que “el 95% del servicio de agua lo presta AySAM, entonces, consideramos que es una decisión política y de salud pública, por lo que no se debería medir costos en términos de si conviene o no a una empresa la colocación de los filtros domiciliarios”. 

“Esto debe cerrar con una contundente respuesta a la gente, sin especulación. Los costos no pueden estar por sobre la salud de la población, porque es mucho más barato –si se lo quiere medir económicamente– adquirir filtros que disponer todo un operativo sanitario para atender a personas que presenten problemas de salud por consumo de agua”, agregó. 

También se le preguntó si el problema es en todo el departamento, y la diputada puntualizó al respecto que “en Lavalle hay distintas fuentes de agua provista por pozos y los análisis se están llevando a cabo lugar por lugar, un aspecto que la ley prevé, y de acuerdo a lo que el EPAS determine a través de los análisis organolépticos del agua”.

“En Jocolí oeste hay pozos con buena calidad de agua”

“Habría otra solución y sobre eso también se requieren medidas políticas del municipio y diferentes organismos, a lo que aclaro que para AySAM implicaría también una importante inversión. Junto con mis colaboradores hemos realizado investigaciones en la zona y hemos encontrado una serie de importantes pozos ubicados en Jocolí Oeste, donde el agua es de muy buena calidad”, aseguró. 

Y agregó: “Entiendo que es importante el costo para la empresa AySAM para hacer que el agua llegue a la población de Lavalle desde esos pozos. A propósito, tenemos conocimiento de que la Municipalidad está preparando un proyecto para poner la mano de obra y la prestataria del servicio de agua debería aportar los materiales”, consideró la legisladora.

“Pero hay otro tema no menor que entraría en lo institucional: la zona de la que hablamos está en una suerte de conflicto limítrofe entre los departamentos Lavalle y Las Heras. Pero más allá de eso, creo que las personas y su salud deben ser las prioridades. El razonamiento tiene que ser a partir de que el agua que consumimos todos los que vivimos en Mendoza proviene de diferentes afluentes de la montaña, independientemente de la zona departamental. Por lo tanto, el agua es interjurisdiccional y es un derecho de todos”, agregó.

Finalmente, la legisladora ejemplificó: “Estamos dando diferentes alternativas de solución, como la utilización de los pozos de Jocolí Oeste y obras para que el agua del río Mendoza se potabilice. Si son elevados los costos para esto, entonces que se aprovisione de filtros domiciliarios. En definitiva, una opción al delicado problema detectado para que no afecte con gravedad la salud de la población”.