|25/02/19 07:42 AM

Empresarios: pocas expectativas de crear empleo en los próximos meses

Un exhaustivo relevamiento de las empresas de la Zona Industrial Mendoza brinda valiosa información sobre la realidad de la producción y el empleo en nuestra provincia. Solo un tercio de los consultados confiaba en que aumente el personal empleado en el término de un año, mientras la perspectiva es mucho más alentadora en el término de cinco años

La diversidad de la matriz productiva de Mendoza es una virtud. Una economía donde conviven producciones primarias, energéticas, industriales, de servicios, de conocimiento, con un fuerte crecimiento de las TICs en los últimos tiempos, es una ventaja interesante si es que se toman las decisiones correctas para fortalecerlas, justo cuando se está discutiendo a qué sectores apoyar y sostener.

En esta instancia, contar con números actualizados y fehacientes para tomar las decisiones es crucial, y en ese sentido va un flamante trabajo de relevamiento de la ZIM (Zona Industrial Mendoza), en el que confluyeron varias instituciones, como la UNCuyo, la DEIE Mendoza (ambas se hicieron cargo de la coordinación técnica), ADERPE y la propia ZIM.

Pero además de permitirnos conocer cómo es el ecosistema industrial de la zona, que vale la pena recordar, fue configurada por la Ley provincial 7.441 y ocupa territorio de los departamentos de Maipú, Godoy Cruz y Guaymallén, teniendo como su eje el carril Rodríguez Peña, el trabajo nos permite conocer cuáles son las expectativas y demandas de los empresarios en una coyuntura de incertidumbre económica.

Escepticismo en el corto plazo

Una de las preguntas que se les realizó a los empresarios tuvo que ver con las expectativas, tanto de expansión productiva como de creación de empleo, tanto para el plazo de un año como para los próximos cinco. 

En cuanto a la actividad, el 35% de ellos sostuvieron que aumentará su producción de aquí a un año, mientras que el 37% sostuvo que se mantendrá igual y el 27% que disminuirá la producción para 2020, en la perspectiva más sombría. 

En cambio, cuando se le preguntó por la perspectiva para el próximo lustro, el 73% sostiene que aumentará la actividad productiva, mientras que un 12 señaló que seguirá igual y un 10% que disminuirá.

En cuanto a la creación de empleo para el plazo de un año, las opiniones de los empresarios no son alentadoras. Solo el 30% señaló que pensaba aumentar la cantidad de empleo, mientras que un mayoritario 53% señaló que no crecerán sus planteles laborales, y el 16% piensa que en doce meses tendrá menos empleados que ahora.

También se revierten los números cuando se consultó sobre el plazo de cinco años. En ese caso, el 62% de los empresarios sostienen que la cantidad de empleados aumentará, y un 26% cree que continuará con los planteles actuales. Solo un 8% cree que en los próximos cinco años se perderán empleos en su empresa.

El ecosistema productivo de la ZIM

Pero para poner en perspectiva los números de los que estamos hablando, bien vale la pena dejar bien en claro de cuántas y qué tipo de empresas estamos hablando. Cuando se recorre el carril Rodríguez Peña, columna vertebral de la zona industrial, entre las obras de infraestructura que se están desarrollando, se observa un paisaje de fuerte crecimiento. Y las cifras lo ratifican. Para el trabajo del que damos cuenta se consultaron a 471 empresas, de las cuales 387 fueron relevadas, lo que significa un 82%. En el relevamiento anterior, en 2012, el número de empresas fue de 206, lo que marca un gran crecimiento cuantitativo. De ese universo, el 73% son empresas de bienes, mientras que el 23 restante son de servicios. En 2012 la distribución era 87 contra 13%, es decir que el crecimiento se dio mayoritariamente en el sector servicios.

Evaluada por la cantidad de mano de obra, la zona tiene 11.275 personas ocupadas, lo que representa el 4% del empleo registrado en el sector privado a nivel provincial (258.796 ocupados en 2017). Por el lado de la capacitación, el 21% poseen nivel de estudios técnicos y/o universitarios. Donde las cifras son muy llamativas es en la distribución por géneros: El 89% de los ocupados son varones mientras el 11% son mujeres.

Si bien se dijo al principio que la Zona Industrial Mendoza abarca territorios de tres departamentos diferentes, la presencia de cada una de ellas es completamente diferente. Mientras Maipú alberga el 51% de las empresas, Godoy Cruz se lleva un 43%, lo que deja a Guaymallén en un muy lejano tercer lugar con solo el 6% de las compañías. 

Si analizamos por los rubros, entonces el preponderante es el de maquinarias y equipos, con 97 emprendimientos, mientras que los rubros siguientes son comercio, restaurantes y hoteles, con 48; alimentos bebidas y tabaco con el mismo número; vehículos y autopartes con 46, y con 44 transporte, logística y comunicaciones.

Combustibles, químicos y plásticos tienen presencia con 30 empresas, Madera, papel e imprenta con 25, construcción con 17 y productos minerales con 12.

La Zona Industrial Mendoza (ZIM)

En términos relativos han aumentado su aporte: producción metalmecánica, servicios de transporte, almacenamiento y comunicaciones y la elaboración de alimentos y bebidas. Comercios, restaurantes y hoteles han reducido su participación de un 41% en 2012 a un 20% en 2017.

Se sabe que uno de los grandes reclamos de los empresarios tiene que ver con el financiamiento. El acceso al crédito es escaso y caro, y del total de los empresarios consultados solo un 31% tomaron créditos entre el 2011 y 2018.

Los principales motivos para tomar esos créditos fueron la inversión y gastos de capital y trabajo. A la hora de analizarlos por las fuentes de financiamiento, el 45% lo obtuvo de fuentes estatales, mientras que el 55 obtuvo financiamiento privado. 

En cuanto a la facturación, el relevamiento muestra una comparación interanual entre 2016 y 2017, y los datos son ambivalentes. Mientras el 49% de los consultados señaló que el volumen aumentó, el 34% registró una caída en ese mismo rubro. El 17 % restante se mantuvo igual

Las demandas

Un dato saliente de este trabajo de relevamiento tiene que ver con la formación de los recursos humanos, que muchos empresarios señalan off the record como una inversión que deben hacer sin que nadie les compense –salvo el desempeño de ese trabajador– y al respecto son 277 empresas, de las 387 estudiadas, que se encargan de la formación del recurso humano. 

A partir de ese dato, señalaron cuáles deberías ser las temáticas prioritarias en futuras capacitaciones. Los conocimientos técnicos y operativos fueron señalados como los necesarios en un 33% de los casos. Un 16% requirieron capacitación en habilidades comerciales. Le sigue el requerimiento de capacitación en manejo financiero, con el 14%, y completan con alrededor del 10% capacitaciones en gestión de proyectos, liderazgo de negocios y direccionamiento de equipos.

En cuanto a la infraestructura, según los empresarios de la ZIM, las obras más relevantes realizadas en los últimos cinco años fueron la ampliación de las vías de acceso, el asfaltado e iluminación de las calles principales, y la instalación de parques industriales y del Parque TIC.

Entre tanto, señalaron como las obras prioritarias a realizar en la ZIM, la continuidad del asfaltado y la ampliación de la red de cloacas y de gas.