Mendoza, Argentina
Mendoza, Argentina

|25/11/19 01:23 PM

Caso Próvolo: condenaron a 42 y 45 años a los curas

En tanto, el Tribunal Penal Colegiado Nº2 le dio 18 años al exjardinero Armando Gómez. Los imputados son juzgados por un total de 25 hechos, en un debate que comenzó el 5 de agosto del corriente año

Luego de muchos años de investigación y lucha, la Justicia mendocina condenó a los curas Horacio Corbacho, Nicola Corradi y al exjardinero Armando Gómez por los abusos cometidos en el Instituto Próvolo.

El Tribunal Colegiado Nº 2 encontró a los imputados culpables de los delitos de abuso sexual agravado y corrupción de menores en 25 hechos entre los tres.

Los jueves Carlos Díaz, Mauricio Juan y Aníbal Crivelli condenaron a 45 años al cura Corbacho por 16 hechos de abusos sexuales agravados por guarda y ministro de culto; a 42 años a Corradi por seis hechos y a 18 años a Gómez por abuso sexual con acceso carnal.

Además, tanto Corradi como Corbacho fueron absueltos en determinados hechos por los cuales habían sido denunciados.

Está sentencia es histórica por dónde se la mire, ya que en nuestra provincia nunca hubo una condena tan grande contra miembros de la Iglesia Católica.

Este juicio inició el 5 de agosto y en el mismo se reprodujeron las diferentes cámaras Gesell que se le efectuaron a las víctimas.

En principio eran 28 hechos los que de investigaban, pero la Fiscalía desistió de tres por lo que quedaron 25: 16 contra Corradi, 5 contra Corbacho y 4 contra Gómez.

Este fallo de la Justicia marca un precedente en las causas de abuso sexuales, en este caso en particular, contra chicos y chicas sordomudos que asistían a este establecimiento religioso de Luján de Cuyo.

Qué dijo el Arzobispado de Mendoza

A pesar del silencio interpuesto durante todo el juicio y la etapa investigativa, ahora el Arzobispado provincial salió rápidamente a dar su opinión sobre la condena por los abusos sexuales cometidos en el Instituto Próvolo.

“Como Iglesia, queremos trasmitir una vez más nuestra solidaridad y cercanía a las víctimas y sus familias, quienes han denunciado haber sufrido las más aberrantes vejaciones. Lo que han relatado estas personas ha horrorizado a toda la sociedad mendocina. Así lo hemos experimentado en nuestras comunidades cristianas. Todos nos hemos sentido desconcertados y dolidos”, anunció el Arzobispado en su comunicado.

Por otro lado - un tanto contradictorio con su posición antes del fallo- la Curia mendocina pide “reafirmar el compromiso con la prevención, transparencia, verdad,  y justicia para garantizar la protección de los menores y adultos en situación de vulnerabilidad”-

¿QUÉ TE PARECIÓ LA NOTA?

Ocurrió un error