|04/05/21 04:37 PM

¿Se puede consumir marihuana durante el embarazo?

Luego de que la periodista Julia Mengolini haya declarado públicamente: “La verdad es que yo fumé porro todo el embarazo", los especialistas aclaran esta duda

Por Redacción

La polémica por el consumo de marihuana durante el embarazo comenzó hace algunas semanas luego de que la periodista Julia Mengolini expresara públicamente: “La verdad es que yo fumé porro todo el embarazo. Si no hubiese sido por esa planta milagrosa, me hubiera sentido para el orto durante nueve meses”.

En este sentido, el tema fue noticia y nos tocó abordarlo cuidadosamente con una especialista. En el programa El Interactivo que se emite por Facebook y YouTube de El Ciudadano, los lunes a viernes 12:30 horas, la Dra. Silvia Cabrerizo, pediatra, toxicóloga y miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría fue la encargada de esclarecer las dudas.

“Que sea con fines medicinales no es lo mismo que fumar un porro” sostuvo principalmente y argumentó que hoy "hay estudios que indican que el consumo de cannabis durante el embarazo producen algunas alteraciones a nivel neurológico"

La pediatra nos contó "tratamos con pacientes adolescentes que consumen o pacientes en general fuera de esa etapa, y se ve que tienen problemas para la concentración, menor rendimiento académico en adolescentes, no pueden focalizar" además lo peor que viene en la siguiente etapa es que el niño podría sufrir consecuencias inesperadas ya que se transmite el THC por la placenta.

"Todos tenemos un sistema endocannabinoide, como también, tenemos receptores para canabinoides en el sistema central, pero cuando uno consume distintos canabinoides ya sea de la planta o con fines curativos siempre pueden producir efectos en el funcionamiento normal del sistema. Es un tema complejo de entender" agregó.

De acuerdo al repudio que generó esta actitud que puso a miles de personas en contra, Silvia aclaró que "está demostrado, no hay dudas de que el THC es uno de los más de cientos canabinoides que tiene la planta. Pero, si uno se fuma un porro no es solo THC a lo que está expuesto, tiene un montón de sustancias la planta, no porque sea de origen natural será siempre beneficioso"

En cuanto al cannabis medicinal, diferenció ampliamente los términos: "se confunde también con lo de cannabis con fines medicinales, porque eso debe tener un preparado estándar donde uno pueda administrar distintos canabinoides. Hay mucha confusión en el tema, que sea con fines medicinales no es lo mismo que fumar un porro"

Por lo que, para tener en cuenta y destacar la pediatra añadió "no se recomienda el uso de ningún tipo de canabinoides durante el embarazo y lactancia. Todos los canabinoides tienen alta afinidad con los tejidos grasos y se concentran en grasas. Alcanzan concentraciones mucho mayores en la sangre materna, pueden atravesar la barrera que cubre toda el sistema nervioso central y atraviesan a la leche materna, ya que es rica en grasas esenciales. Son hasta 8 veces mayores la concentraciones en leche materna"

Desde la mirada de los especialistas no es recomendable fumar ningún tipo de planta de marihuana, ni consumir drogas de tipo comercial. Para reafirmar esto, la Sociedad Argentina de Pediatría detalló mediante un comunicado, uno por uno, los argumentos y la gravedad que generaría consumir cualquier tipo de droga durante el embarazo y la lactancia.

Por otra parte, el informe declara que "A nivel placentario disminuye la circulación a través de la arteria uterina modificando el aporte de nutrientes. El uso en forma fumable genera monóxido de carbono que disminuye el aporte de oxígeno al feto con aumento de afinidad por la hemoglobina fetal generando hipoxia (falta de oxígeno). Asociado a tabaco se registran alteraciones múltiples en placenta y feto, generando retraso del crecimiento intra uterino, amenaza de aborto, prematurez y riesgo de muerte súbita del lactante’

El trabajo reafirma y destaca que también "se han reportado alteraciones en el razonamiento, la expresión verbal, en la memoria a corto plazo, en la comprensión del lenguaje, en percepciones visuales, habilidades de la lecto-escritura y modificaciones en las escalas de impulsividad e hiperactividad”, consignó por su parte la Dra. Braschi.

La SAP junto al grupo de Adicciones buscan siempre dar información precisa. "Hay tanta información en internet que hay que buscar un asesoramiento médico” finalizó aconsejando Silvia. Es por eso, que por parte de médicos especializados en el tema, se debió acudir a la educación mediante un comunicado oficial para la instrucción de la sociedad.

Acerca de la Sociedad Argentina de Pediatría

Fundada el 20 de octubre de 1911, la Sociedad Argentina de Pediatría es una de las instituciones científicas de mayor antigüedad en el país. Congrega a los médicos pediatras y a interesados en el estudio y la atención del ser humano en su período de crecimiento y desarrollo.

Su independencia de intereses sectoriales y coyunturales la ha convertido en una entidad asesora de gobiernos, universidades y distintas organizaciones de la comunidad en el área materno infanto-juvenil.