|01/10/21 10:39 AM

Mavys Álvarez y Diego Maradona, ¿tuvieron hijos en Cuba?

La novia menor de edad que tuvo el Diez, en el 2000, dio detalles de la extraña relación que tuvieron en La Habana, mientras el exfutbolista se rehabilitaba

Por Redacción

Finalmente, publicaron la cuarta entrega de la entrevista exclusiva a la que accedió la novia menor de edad que tuvo Diego Armando Maradona, en el 2000.

Mavys Álvarez es la protagonista de esta nota realizada en Miami, por el canal 41, que ya dio la vuelta al mundo. 

La violenta relación que mantuvieron surgió en plena estadía del Diez en La Habana, lugar en donde el exfutbolista trataba su adicción a las drogas. Ella, por entonces, tenía solo 16 años.

 

 

La diferencia de condiciones y principalmente de edad, fueron dos determinantes en el extraño noviazgo.

Tras 20 años de recuperación, la cubana decidió revelar detalles inéditos de su vivencia. Se trató de una entrevista que dejó mucha tela para cortar, por lo que fue fraccionada.

 

 

De una adicción a otra

En esta última parte, Mavys contó cómo fueron distanciándose con Diego y develó uno de los principales interrogantes: ¿tuvieron hijos?

“Él pasaba largos períodos fuera de Cuba. En ese tiempo yo me fui alejando de las drogas. Estaba limpia, pero me refugiaba en el alcohol”, lamentó. 

En ese distanciamiento, conoció a su actual esposo: “Él me ayudó a salir de ese mundo. Tuvo paciencia y me acompañó en la parte más difícil de mi vida”.

 

 

Si bien todo empezó de manera extraña con Maradona -casi obligada, por cómo lo describió-, su interés por el astro del fútbol no cesó e insistió en buscarlo.

“Una noche me llamó. Le dije: qué querés y le colgué. Estaba embarazada de mi actual esposo. Temí mucho tiempo que mi hija estuviera enferma por mi adicción a las drogas. Pero gracias a Dios no fue así. Mi familia me salvó”, indicó.

No obstante, Álvarez aseguró que le hubiese gustado tener hijos con el argentino: “En mi ilusión sí, lo pensé. Me hice pruebas de embarazo en mis períodos de pérdidas. Yo no estaba bien. Él quería tener hijos”.

Por último, contó que Diego no le dejó dinero ni propiedades a su nombre y que sintió su partida, pese al "desenfreno" que significó esa inusual relación.