Punta del Este, Uruguay
Mendoza, Argentina

|29/05/20 10:41 AM

Internaron a Susana Giménez en Uruguay

La diva de la televisión sufrió una caída en su chacra y tuvo que ser hospitalizada con un gran dolor en la zona de la cadera y en uno de sus codos

Por Redacción

Siguen las pálidas para la diva Susana Giménez, luego de su fugaz viaje a Uruguay y las declaraciones en contra del presidente Alberto Fernández. Ahora la estrella de la televisión de 76 años tuvo que ser internada de urgencia en Punta del Este luego de una caída.

El accidente ocurrió en su casa 'La Mary' en la zona de Rincón del Indio en el departamento de Maldonado.

El diario El Observador de Uruguay además señaló que puede sufrir una posible luxación en uno de sus codos por lo cual se le realizarán más estudios.

Aparentemente Susana Giménez se cayó y se golpeó la cadera por lo que tuvo que ser internada en el sanatorio Cantegril. Desde el Uruguay informan que está fuera de peligro.

Además el periodista especializado en espectáculos, Ángel de Brito, informó en su cuenta de Twitter que se encuentra internada sin peligro.

Desde el entorno de Susana Giménez habían dudado en un primer momento si dirigirse a una guardia por la situación conocida de contagios de coronavirus.

Sin embargo autoridades sanitarias informaron que se toman todas las prevenciones para no generar riesgos ni a los pacientes ni tampoco a los trabajadores de la clínica, por lo cual se los ubica en un sector que está preparado para este tipo de casos.

 

Un viaje polémico

Susana Giménez quedó en medio de las críticas en las últimas horas por su salida de la Argentina en plena cuarentena.

El viaje de Susana generó malestar en parte de la sociedad argentina, aunque luego se aclaró que él mismo se realizó con todos los papeles en regla.

En una entrevista con Radio Rivadavia, contó que los motivos del viaje fueron que tiene muchos trámites que realizar en ese país. Además que es residente en Uruguay, que tiene varias propiedades y personal al cual debe abonarle sus sueldos.

El vuelo se realizó en un avión Lear Jet 60 matricula LV-FVZ, alquilado a la empresa Baires Fly, que tuvo autorización para realizar el viaje por la Administración Nacional de Aviación civil (ANAC).