|05/01/22 01:45 PM

Encontró a un ídolo del rock argentino en la calle y lo llevó a vivir con él

El músico había difundido su difícil situación económica en sus redes sociales. Afortunadamente, encontró a alguien dispuesto a ayudarlo

Por Redacción

Un joven genera admiración en miles por la historia que protagonizó y compartió en sus redes sociales. Se trata de Emiliano Bustos, que en un día como cualquier otro se dirigió a un cajero y se encontró con alguien que quiere mucho y que en ese momento necesitaba ayuda; se trata de Gustavo Bazterrica, músico y guitarrista que supo formar con grandes bandas del rock argentino, incluyendo a Los Abuelos de la Nada y La Máquina de Hacer Pájaros, entre otras.

Según relató, el artista llegó al lugar con serias dificultades para caminar y desplazarse. "Llegó en un remís y al toque me di cuenta de que tenía problemas motrices. No podía casi ni bajar del auto. Lo ayudé y le cedí mi lugar en la fila del cajero. Apenas caminaba y mientras lo ayudaba a sostenerse empezamos a charlar", contó Emiliano a través de su cuenta de Facebook.

Al momento del encuentro, el muchacho no se dio cuenta que quien se mostraba tan vulnerable era uno de sus ídolos de la música. "Le dije que le veía cara conocida y me dijo que era nada más y nada menos que Gustavo Bazterrica. Eterno guitarrista de Los Abuelos de la Nada", reconstruyó en la descripción de lo sucedido. Después, lo ayudó a subir al vehículo y no supo más de él hasta el 29 de diciembre.

Un tiempo después de conocer a Bustos en el cajero, el rockero publicó un pedido de ayuda en sus redes sociales: "Debido a diferencias irreconciliables con mi expareja, necesito un hogar de tránsito hasta que salgan mis papeles de la pensión", escribió. Y fue ahí cuando el joven admirador decidió ayudar a Bazterrica.

"Al igual que miles que comentaron con intención de ayudarlo, yo fui uno más que se sumó a ese pedido y no sé por qué entre tantos ayer a la noche me llegó un mensaje suyo renovando su pedido de ayuda", relató en la red social.

 

 

Luego, añadió: "Así que me puse a su disposición y lo traje a mi casa. Lo ayudé a bañarse, le di de comer, le compré remedios y acá estamos. En casa charlando de la vida, dándole compañía y asistiéndolo. Más que hablando, escuchando, aprendiendo, deleitándome con sus infinitas historias".

Ya con su ídolo en su casa, Emiliano siguió compartiendo los detalles de su convivencia con el mítico guitarrista. "Está con signos vitales normales. Ya se levanta por sí mismo y anda solo. Más que feliz. Ayer estaba re tirado y hoy ya quiere ir a caminar come re bien. Se vinieron las buenas nomás", detalló en un posteo, previo a publicar una imagen en la que se los ve a los dos tomando helado.

"Helado de postre y a dormir. El Vasco está muy bien gente. Tantos mensajes de aliento tanta gente dispuesta a colaborar que me emociono hasta las lágrimas", concluyó.