|20/08/20 11:21 AM

¿Pensó que era un niño?: Bolsonaro alzó a una persona con enanismo y lo fustigaron

Las redes sociales fueron la arena de debate tras conocerse un video en que el mandatario brasileño, alza sobre sus hombros a una persona con enanismo. Hay quienes aseguran que se confundió y pensó que se trataba de un infante

Por Redacción

 

Jair Bolsonaro, el actual presidente brasileño fue tendencia en las redes sociales por un video en el que se lo puede ver alzando a una persona con enanismo. Los diversos internautas le atribuyen que él pensó que se trataba de un niño al momento de realizar tal acción.

Todo sucedió el martes cuando el mandatario brasileño, inauguró una central termoeléctrica en el estado de Sergipe.

Además ese mismo día, el Congreso le tumbaba al presidente su veto para dejar sin efecto la obligatoriedad del uso de barbijo, mascarillas o tapabocas.

En medio de una entusiasta congregación, Bolsonaro estuvo entre la gente sin respetar la distancia mínima sugerida para evitar el contagio de coronavirus y también sin portar ningún elemento de protección.

Escoltado por los agentes de seguridad personales, el presidente brasileño se mostró muy efusivo ante algunos de sus seguidores. En un momento, llegó hasta él una persona con enanismo y el presidente, en un estado de emoción lo recibió y alzó sobre sus hombros.

Se cree que Bolsonaro, en medio de la efusiva marcha, no advirtió de que se trataba de una persona adulta, a pesar de que estaba de traje y corbata y por eso lo alzó de la manera en la que muchos políticos suelen interactuar con niños que llegan hasta ellos.

Compararon los sucedido con una secuencia de la serie de 'El Marginal', en la que uno de los protagonistas confunde a un presidiario con enanismo con un niño

El video tuvo una inmensa repercusión en las redes sociales y dio lugar para distintos tipos de comentarios que en general, no favorecían al presidente de Brasil.

¿Era consciente Bolsonaro de que estaba levantando a un adulto? La pregunta ha quedado suspendida en el aire, ya que por el momento no hubo una respuesta oficial.

Por supuesto, también se baraja en las redes la idea de que haya sido un gesto totalmente premeditado por parte del mandatario brasileño.

Si está claro que la pandemia de COVID-19 que ha provocado cientos de miles de muertes en el mundo y millones de contagios, no intimida para nada a Bolsonaro que busca seguir actuando como si el virus no existiese.