|11/05/21 08:15 AM

Tiroteo en una escuela de Rusia: hay muertos y heridos

Los agresores serían dos jóvenes, uno de ellos fue abatido por las fuerzas de seguridad y el otro terminó detenido

Por Redacción

 

Un extremo hecho de violencia tuvo lugar este martes 11 de mayo en una escuela rusa. Un tiroteo en el interior de la institución, terminó con varias personas muertas y otras heridas.

Las cifras dan cuenta de que hasta ahora, fueron asesinadas al menos nueve personas en el colegio Nº175 ubicado en Kazan.

El presunto agresor sería un adolescente que fue abatido por la Policía pero no habría actuado solo, sino con un cómplice que fue detenido.

Es un hecho relativamente inusual en el país, aseguraron medios locales.

Al menos ocho estudiantes y un docente, habrían sido acribillados a balazos por el joven atacante. Sin embargo se aguarda por la confirmación de más y posibles víctimas mortales.

Por otro lado, hasta el momento se han contabilizado 32 personas que sufrieron heridas y que fueron llevadas a diferentes hospitales.

En el momento del ataque, había 714 niños en la escuela y unos 70 empleados, de ellos 52 profesores informaron fuentes locales.

Muchos de los heridos de gravedad, son personas que escaparon del edificio saltando por las ventanas del mismo, al escuchar los disparos y temer quedar atrapados con los atacantes.

“El segundo agresor que atacó la escuela en Kazán y que se había atrincherado en el edificio fue liquidado”, dijo textualmente una fuente de las fuerzas de seguridad a la agencia TASS. El otro detenido, sería un cómplice del primero, que fue inmovilizado en el suelo fuera del edificio de la escuela.

El supuesto agresor que fue arrestado con vida por la Policía rusa, es un muchacho de 19 años y tenía permiso para portar armas aseguraron fuentes oficiales.

"El presidente (Putin) ordenó que se elabore urgentemente un nuevo marco sobre el tipo de armas autorizadas para la circulación entre la población civil, teniendo en cuenta el modelo" utilizado en el tiroteo en Kazán, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Medios rusos informaron que tras lo ocurrido, se implementaron medidas de seguridad adicionales en todas las escuelas de Kazán, la capital de la región rusa de Tartaristán; ubicada aproximadamente a 692 kilómetros de Moscú.

Se inició una investigación por "asesinato", que por el momento excluye un motivo de naturaleza "terrorista", indicó el Comité de Investigación de Rusia en un comunicado.