|08/08/20 04:03 PM

Rusia anunció que su vacuna contra COVID-19 tiene fecha de registro

Las autoridades informaron que los plazos de registro finalizarán el próximo 12 de agosto, luego procederán con la fabricación masiva del remedio

Por Redacción

La vacuna rusa contra el coronavirus desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaléi, será la primera en registrarse en todo el mundo según lo informado por el Ministerio de Sanidad ruso. Actualmente se encuentra en tramitación y se procederá a su licencia el 12 de agosto, una vez finalizadas las comprobaciones pertinentes.

Según lo informado por intermedio de un comunicado, se están verificando todos los documentos, incluidos los datos de los ensayos clínicos de la vacuna, que finalizaron el mes pasado. El viceministro de Sanidad, Oleg Grídnev, por su parte, señaló que el medicamento tendrá su fecha de registro el día 12 de agosto. Posteriormente, en septiembre,se procederá a su producción en forma  masiva.

El titular del ministerio, Mijáil Murashko, afirmó hace una semana que las primeras dosis de la vacuna estarán listas en octubre y podrán entonces ser administrada a la población.Los primeros a quienes les será administrada serán los pertenecientes a los grupos de riesgo, las personas mayores y el personal sanitario.

En declaraciones a la agencia RIA-Nóvosti, Alexánder Gintsburg, director del Centro Gamaléi , aseguró que "los niños no serán vacunados en la primera etapa". "Habrá que esperar a que el medicamento haya completado un ciclo íntegro de pruebas en adultos»", aclaró.

Después de que desde Estados Unidos se levantaran voces escépticas en relación con la seguridad de las vacunas rusas, el pasado martes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó a Rusia a la cautela y a realizar todas las comprobaciones necesarias de la vacuna antes de su inoculación. "Hay actualmente cientos de vacunas en proceso de prueba y deben cumplir las guías y regulaciones para que se pueda proceder de forma segura", declaró el portavoz de la OMS, Christian Lindmeier. Según sus palabras, "se reportan hallazgos que luego tardan tiempo en superar todas las fases necesarias antes de su aplicación" a nivel general.

 

Una vacuna sin ningún elemento del coronavirus

Este fármaco se creó de forma artificial sin ningún elemento del coronavirus en su composición, de forma liofilizada y con un polvo que sirviese para presentar una disolución administrativa por vía intravenosa. 38 personas de entre 18 y 60 años han participado como voluntarios en las pruebas, en las que todos generaron inmunidad, según informaron las autoridades.

La protección máxima se manifiesta tres semanas después de la inyección, en el momento en el que se desencadena la respuesta del sistema inmunológico. No se especificó cuál fue la cantidad de anticuerpos que se detectó en los voluntarios, ni qué concentración es la que garantiza esa inmunidad que se registró tras los primeros ensayos clínicos.