|29/10/21 02:14 PM

"No elijan la extinción": un dinosaurio advierte sobre el cambio climático

La Organización de las Naciones Unidas lanzó un video para alentar la acción de los gobiernos ante la crisis ecológica y social global

Por Redacción

A días de la cumbre del COP26 a llevarse a cabo en Glasgow, Escocia, donde líderes de 197 países del mundo discutirán políticas orientadas a mitigar los efectos del cambio climático, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) difundió un curioso video que muestra a un dinosaurio irrumpiendo en la sala de conferencias del organismo internacional, ubicado en Nueva York.

En el clip que dura alrededor de dos minutos y medio, se ve a la criatura prehistórica deambular amenazante entre los oradores del recinto. No obstante, y a diferencia de lo que pasaría en una escena de Jurassic Park, el intruso no ataca a ningún humano ni provoca un desastre, si no que se acomoda en el altar y toma el micrófono para hablarle a los presentes.

"Sé un par de cosas sobre extinciones" se presenta el dinosaurio, previo a dar un breve discurso sobre la necesidad de que la humanidad reaccione ante una catástrofe ecológica autoprovocada.

 

Mirá el video:

 

El personaje de este animal extinto fue elegido por el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) como símbolo de la campaña "Don’t choose extinction" (No elijan la extinción), creada para visibilizar cómo los subsidios a los combustibles fósiles perjudican directamente a las medidas de transición sustentable contra el cambio climático. 

 

 

El video puede verse en 35 idiomas, y los doblajes fueron realizados por estrellas del cine como la actriz Eiza González en castellano, el actor croata Nikolaj Coster-Waldau (Juego de Tronos) en inglés y la senegalesa Aïssa Maïga en francés, entre otras personalidades.

La breve advertencia que hace el dinosaurio en el video se sustenta en un estudio recientemente publicado por el PNUD, en el cual se detalla que los estados de todo el mundo gastan un aproximado de 423.000 millones de dólares en subsidiar explotación de combustibles fósiles.

La quema de estos compuestos constituye, según estiman los especialistas, la mitad de la emisión de dióxido de carbono (CO2), el cual es a su vez el gas de efecto invernadero más abundante en la atmósfera, contribuyendo en aproximadamente un 66 % al efecto de calentamiento del clima.

De acuerdo al informe que revela el gasto destinado a su producción, el mismo dinero podría cubrir, por ejemplo, el costo de las vacunas contra el COVID-19 para todos los habitantes del planeta, o financiar tres veces la cantidad anual necesaria para erradicar la pobreza extrema mundial.