|03/07/21 01:28 PM

Japón | Hay dos muertos y 19 desaparecidos por un grave temporal

La serie de lluvias torrenciales arrasó con viviendas, calles y personas. Se mantienen los operativos de evacuación en medio del alerta máxima

Por Redacción

Un fuerte temporal en Japón provocó una avalancha que arrasó con varias casas y dejó un saldo de dos fallecidos y 19 desaparecidos hasta el momento, según informaron las autoridades.

En las últimas horas el centro y oeste del país asiático ha sido protagonista de lluvias récord, lo que causó graves inundaciones que también hicieron daños de infraestructura en puentes y caminos, tal como indicó la Agencia EFE este sábado.

"Debido a la acción de lluvias torrenciales, el terreno cedió y saltó la avalancha. A su paso barrió casas y habitantes y cortó una carretera nacional", informaron desde el gobierno de Shizuoka. El deslizamiento de barro arrasó con algunas viviendas y directamente hundió otras en la ciudad costera de Atami, en el suroeste de Tokio.

Según explicó la agencia EFE en base a los datos de la Agencia Meteorológica nipona, las zonas más afectadas son Shizuoka y Kanagawa, donde ya cayeron unos 790 milímetros de lluvia en 72 horas. En tanto, en 48 horas la ciudad de Atami (hasta el sábado en la madrugada) registró lluvias por 313 milímetros, según informó el medio local NHK.

Se trata de una cifra altamente superior a la media anual de 242,5 milímetros, que sería lo que generalmente cae en todo un mes. En ese sentido, el primer ministro Yoshihide Suga mantuvo una reunión de emergencia y anunció que los servicios de urgencia y las fuerzas de autodefensa japonesas arrancaron con los operativos de evacuación y rescate.

El funcionario, además, alertó que se esperan aún más lluvias torrenciales, motivo por el cual es necesaria la evacuación y "mantener un nivel de alerta máximo".

Actualmente en Atami unas 2.800 viviendas siguen sin electricidad y el famoso tren de alta velocidad llamado Shinkansen suspendió su circulación entre Tokio y Osaka. Otros servicios de trenes tomaron la misma decisión.

Se trata de una temporada de lluvias en Japón, que en otras ocasiones ya han provocado derrumbes, inundaciones y desplazamientos de tierra o avalanchas. En 2018 fallecieron más de 200 personas por inundaciones en el oeste del país, mientras que el año pasado también hubo decenas de víctimas fatales.