|20/01/21 07:48 AM

Impresionante operativo de seguridad para la asunción de Biden

El presidente electo de los EE.UU, Joe Biden asume este miércoles su cargo al frente de la Casa Blanca. Washington está militarizada

Por Redacción

A las 13:30 hs de nuestro país, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, tomará posesión de su cargo en las escalinatas del Capitolio.

En el Capitolio situado en Washington se montó un inédito operativo de seguridad. La ciudad está prácticamente militarizada.

Un total de 25.000 miembros de la Guardia Nacional, se desplegaron en la capital de EE.UU y se trata de una maniobra de seguridad sin precedentes para este tipo de acto.

Soldados que forman parte de los cuerpos de reserva fueron enviados a esa ciudad y distribuidos en la misma para reforzar la vigilancia, especialmente ante la posible protesta de  simpatizantes del mandatario saliente, Donald Trump, durante el traspaso de mando a Biden.

El Pentágono autorizó la movilización de 25.000 efectivos, lo que hace inédita a esa decisión en torno a lo planeado en materia de seguridad para una jura presidencial.

El año 1968 fue uno de los más violentos en la historia de ese país, tras las marchas, choques con las fuerzas de seguridad por parte de movimientos civiles y el asesinato de Martin Luther King. Además de la masacre a las puertas de la Convención Demócrata en plena campaña. Ese año, se desplegaron solo 13.000 efectivos.

La única investidura comparable en términos de seguridad fue la de Abraham Lincoln en 1861, poco antes de que estallara la Guerra de Secesión, pero entonces el público sí fue autorizado, según recordó la historiadora Heather Cox Richardson.

"Los estadounidenses nunca antes habían experimentado un asesinato y todavía no teníamos un Servicio Secreto, por lo que no existía un concepto real de mantener al público a distancia", dijo a Richardson a la radio NPR.

 

El clima tenso y la alerta ante un posible ataque

En Washington se vive una tensión constante luego de la toma de la sede del Congreso del pasado 6 de enero, cuando seguidores del republicano Trump, asaltaron el capitolio, desbordando a la seguridad del mismo pero además dejando en evidencia que no había personal suficiente ni preparación adecuada.

El caos dejó un saldo de cinco muertos, entre ellos un policía.

El Pentágono fue muy criticado por la lentitud con la que adoptó medidas en ese asalto al Capitolio y es por eso, que desde aquel momento autorizó el despliegue de sus efectivos para cumplir con los requisitos actuales y futuros para la asunción de Biden.

En la sede del Congreso, efectivos militares portan armas -tanto en el interior como fuera del edificio- dejándose ver con las mismas, lo que genera un fuerte impacto intimidatorio.

 

El National Mall cerrado

La gran explanada del National Mall, que une el monumento a Lincoln con el Capitolio, permanecerá cerrada al público para la asunción del demócrata al frente del Ejecutivo norteamericano.

En el emblemático National Mall, miles de estadounidenses se reunían para asistir en directo a la jura de sus presidentes y a recitales y festejos en la víspera. Este tradicional sitio luce muy distinto en esta ocasión a causa de las medidas de seguridad que fueron tomadas.