|07/04/21 05:21 PM

Hallan una nueva especie de mamífero de la era de los dinosaurios

El hallazgo tuvo lugar en la Patagonia chilena y fue protagonizado por paleontólogos del Conicet y colegas del país transandino

Por Redacción

El hallazgo de restos de mamíferos en rocas de la Era Mesozoica, también conocida como la “Era de los Dinosaurios”, no es una tarea fácil debido a su pequeño tamaño, menores a una zarigüeya , y por lo tanto sus restos desperdigados pasan desapercibidos en los grandes afloramientos rocosos.

Los restos óseos de mamíferos de esta edad geológica fueron encontrados a inicio de la década de 1980 en la Patagonia Argentina. En Chile recién en 2020 fueron descubiertos los primeros restos de mamíferos en rocas Cretácicas, algo que incentivó los trabajos de campo focalizados en fósiles de pequeño tamaño.

Del lado chileno de la cordillera de los Andes, la historia del descubrimiento de mamíferos de la Era Mesozoica es todavía mucho más reciente. Recién en 2020, se dio a conocer –a partir del descubrimiento de tres dientes molares y un diente incisivo– una especie bautizada como Magallanodon baikashkenke, un animal del Cretácico superior (período que se extiende desde hace unos 100 Ma hasta hace aproximadamente 66 Ma) de aspecto similar a un coipo y con dientes adaptados para la ingestión de vegetales duros.

Aquel descubrimiento, protagonizado por investigadores del CONICET y colegas chilenos, motivó que el grupo intensificara los trabajos de campo en las rocas las rocas cretácicas de la Formación Dorotea (Cuenca Magallanes) y encontraran nuevos y más completos restos de mamíferos. Uno de fósiles hallados –bautizado con el nombre de Orretherium tzen– fue recientemente publicado en la revista Scientific Reports.

Estos restos consisten en una mandíbula con 5 dientes y un diente molar del maxilar, de pequeño tamaño, descubiertos en rocas de la Formación Dorotea (Cuenca Magallanes), con una antigüedad aproximada de entre 74 a 72 millones de años (Cretácico Superior, el último periodo de la Era Mesozoica), obtenida a partir de dataciones radiométricas realizadas en el área.

El origen del nombre tiene dos raíces: Orre significa “dientes” en Aonikenk, y therium significa “bestia” en griego, una terminación frecuentemente usada en géneros de mamíferos. Por otro lado, la especie tzen significa “cinco” en Aonikenk, en referencia a tener preservados 5 dientes consecutivos en la mandíbula.

El descubrimiento de Orretherium es de suma importancia porque la mandíbula preservada, de menos de 3 cm largo, posee los cinco dientes en posición, permitiendo conocer la variación de la morfología dental en esta especie, y por lo tanto ser una herramienta para ayudar a clasificar dientes que se encuentra aislados, con una posición en la mandíbula o maxilar a veces tentativa.

Orretherium posee una dentición más simple que la de los marsupiales y placentarios, y se lo clasifica como un mamíferos meridioléstido de la familia Mesungulatidae. Está próximamente emparentado con Mesungulatum y Coloniatherium, géneros encontrados en rocas del Cretácico Superior (de unos 70 millones de años de antigüedad) de las provincias argentinas de Río Negro y Chubut, respectivamente, y Peligrotherium del Paleoceno (unos 60 millones de años de antigüedad) de Chubut.

Si bien Peligrotherium es una de las formas mejor conocida de los mesungulatidos (se conocen varias mandíbulas y al menos un cráneo casi completo), hasta el momento las especies del Cretácico están representadas por dientes aislados y/o mandíbulas que durante el proceso de fosilización perdieron la mayoría de sus dientes.

La investigación fue realizada por el Dr. Agustín G. Martinelli del Conicet-Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”, el Mg. Sergio Soto-Acuña y el Dr. Alexander Vargas de la Red Paleontológica de la Universidad de Chile, el técnico del Conicet Jonatan Kaluza de la Fundación Félix de Azara, los Drs. Francisco Goin y Marcelo Reguero del Museo de La Plata, el Dr. Enrique Bostelman de la Universidad Austral de Chile, el Mg. Pedro Fonseca de la Universidad de Federal do Rio Grande do Sul y el Dr. Marcelo Leppe del Instituto Antártico Chileno.

Los trabajos de campo en la Estancia Cerro Guido, en el Valle del Río de Las Chinas, Región de Magallanes, lugar en donde fue hallada la nueva especie, llevan más de 10 años ininterrumpidos, siendo liderados por los paleontólogos Dr. Marcelo Leppe y Dr. Alexander Vargas.