|05/01/22 08:51 AM

Francia endurece su postura contra los antivacunas

Emmanuel Macron, arremetió contra los no vacunados. La Asamblea Nacional está discutiendo el proyecto de ley que golpeará duramente a las personas que no se inmunicen contra el COVID-19 

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, arremetió contra los no vacunados al afirmar que quiere "molestarlos" y "enojarlos" hasta que se vacunen contra el coronavirus.

"Los que no están vacunados, realmente quiero enojarlos. Y así, vamos a seguir haciéndolo, hasta el final. Esa es la estrategia", señaló Macron en una entrevista publicada en el periódico Le Parisien.

Francia implementó el año pasado el pase sanitario que obliga a que las personas muestren una prueba PCR negativa o el carnet de vacunación para poder ingresar a restaurantes, cafés o bares.

Pero el Gobierno busca que sea un pasaporte de vacuna, lo que implica que solo los vacunados tendrán el pase de salud y podrán ingresar a todos los lugares.

En tanto, la Asamblea Nacional está discutiendo el proyecto de ley que, en caso de aprobarse, entraría en vigor a partir del 15 de enero próximo.

La propuesta del Gobierno francés llega en un momento en el que la variante Ómicron del coronavirus elevó los contagios diarios de COVID-19 a niveles que no se habían visto en toda la pandemia y en la jornada del martes el país tuvo su cifra récord al confirmarse 271.686 casos.

En medio de esta situación sanitaria, Macron agregó que no enviará a la cárcel a los no vacunados y que no los vacunará "a la fuerza".

"Así que tenemos que decirles, a partir del 15 de enero, que ya no podrán ir al restaurante, no podrán tomar un café, ir al teatro, al cine", señaló.

Ante una pregunta de un lector de Le Parisien que destaca que los no vacunados "ocupan el 85% de las reanimaciones", lo que lleva a un aplazamiento de las operaciones, Macron respondió que esta observación "es el mejor argumento" para la estrategia del Gobierno y que, "en una democracia, el peor enemigo son la mentira y la estupidez".