|29/07/21 09:23 AM

El nuevo vino argentino que el mundo empieza a conocer

En un año las exportaciones de vinos argentinos Bonarda crecieron un 27% en valor y un 76% en volumen, acompañando al Malbec y al Torrontés.

El vino argentino, declarado el 2 de agosto de 2013 como Bebida Nacional y que en pocos días más celebrará su octavo aniversario como tal, comenzó a mostrar oficialmente a su nuevo exponente que fortalece la calidad vitivinícola del país: el varietal Bonarda, que creció en el mercado externo un 27% en valor y un 76% en volumen.

Con el fin de iniciar los festejos que durarán una semana en distintos puntos de Argentina es que el próximo lunes los principales referentes institucionales de la industria iniciarán una serie de brindis que culminarán el domingo 8 de agosto según lo propuesto por el Fondo Vitivinícola de Mendoza y en apoyo a lo iniciado hace algunos años por el Plan Bonarda del departamento de General San Martín.

La variedad de uvas Bonarda, que en algún momento fue la más implantada en la República Argentina, actualmente es la segunda detrás de las Malbec que se puso a la vanguardia luego de que fuera adoptada por diversos viticultores que supieron entender el beneficio de trabajarla como el principal emblema en el país vinario.

 

 

Si bien la cantidad de hectáreas fue disminuyendo con uvas Bonarda con el correr de los últimos años los hacedores argentinos que la adoptaron comprendieron sus bondades para la elaboración de vinos propios de la variedad habiendo sido José Alberto Zuccardi, y su familia, el primero en elaborar en 1993 los primeros caldos puros.

En 2011 en el país hubo 18.225 hectáreas de la variedad habiendo disminuido un 0,4% hasta completarse 2020 cuando se registraron oficialmente 18.153 hectáreas. Entre 2019 y 2020 la misma variación a la baja fue de un 0,8%, teniendo actualmente una participación sobre el total de uvas para la elaboración de vinos en Argentina de un 8,5%.

En esta última consideración es que Mendoza posee 15.162 hectáreas, seguida por la provincia de san Juan, con 2.210 hectáreas.

 

 

“La variedad Bonarda es un cepaje que ingresó al país a finales del siglo XIX y principios del XX traído por inmigrantes italianos junto con las variedades Barbera D´Asti, Greco Nero y Grinelino. De acuerdo al Laboratorio Estadístico del Instituto Nacional de Vitivinicultura el Bonarda es el segundo cepaje más cultivado en el país con más de 18 mil hectáreas cultivadas”, confirmó el sanjuanino Hugo Carmona (foto), Vicepresidente del INV. 

El hombre de la provincia cuyana además agregó que “cuenta con una producción de 2 millones 100 mil quintales anuales. Por ser una variedad de ciclo vegetativo largo es que se buscan climas donde pueda tener una maduración excelente a fines de marzo o principios de abril. Y teniendo en cuenta su piel muy fina es que hay que tener cuidado con el Sol y con las enfermedades de hongos”.

Y añadió que “por eso es que el sistema de conducción en parral es el que predomina en esta variedad respecto a los viñedos de espalderos o viñas altas. Con la uva Bonarda se han hecho vinos genéricos de corte estupendos pero últimamente se están haciendo varietales con el esfuerzo de ingenieros agrónomos y enólogos que han encontrado en este varietal un espectacular avance que le dan calidad al vino argentino, Bebida Nacional”.

 

 

Según el reciente trabajo dado a conocer por el Observatorio Vitivinícola Argentino, OVA, de la Corporación Vitivinícola Argentina, COVIAR, la exportación de Bonarda creció un 27% en valor y un 76% en volumen entre los años 2019 y 2020. En el mismo lapso y según el mismo estudio la variación de rendimiento de quintales cosechados por hectárea se redujo un 9,7%. En forma similar, lo cosechado se redujo un 10,4%.

 

 

La segunda variedad de uva tinta de mayor producción vitícola en Argentina claramente está logrando su lugar de privilegio en el mercado exterior con 5,6 millones de litros exportados el año pasado por un valor de U$S 9 millones. Entre 2011 y 2020 Irlanda fue el principal país de destino con un 31,86% del total. En el mismo lapso ese país consumió un volumen de 971.217 litros seguido por el Reino Unido, considerado por muchos especialistas como la vidriera más grande del mundo, con 640.848 litros

 

 

Según datos del INV, a julio de 2020, en la provincia de Mendoza la mayor superficie de Bonarda se encuentra en el departamento de San Martín (24,7%), seguido por Lavalle (14,3%), Rivadavia (12%) y San Rafael (11%). 

El 53% del Bonarda de Mendoza, se encuentra en la zona Este, 15,4% en la zona Norte y 14% en la zona Sur. Hay un 10% en la zona Centro y 7,4% en el Valle de Uco. 

En San Juan los departamentos que más superficie registran de esta variedad son Sarmiento (30%) y Veinticinco de Mayo (20,1%), seguidos por Caucete (18,4%) y Nueve de Julio (7,5%).