|09/09/21 08:46 AM

El imparable avance de la Inteligencia Artificial en el mundo laboral

Las habilidades de inteligencia artificial se posicionaron entre las de más rápido crecimiento en el mercado laboral en los últimos años y la tendencia sigue aumentando.

La utilización de la Inteligencia Artificial, IA, en el mundo ya está demostrando su uso, cada vez más difundido, en distintas actividades que, como pioneras, han cristalizado distintos productos y servicios que inexorablemente necesitarán de un mercado laboral cada vez más capacitado.

Así como los programadores informáticos son actualmente escasos y, por ende, en el último año se ha observado una verdadera explosión de personas que se están capacitando en la generación de nuevos algoritmos, la IA, una pariente directa de la programación de alto nivel, viene demostrando lo suyo.

Por ofrecer sólo algunos ejemplos en los últimos días nos enteramos de la primera fragancia del planeta creada con IA. Se trata de Phantom, la novel creación de Paco Rabanne, que vio la luz recientemente con el fin de potenciar a la actual inspiración de perfumistas humanos expertos en ese competitivo sector.

 

 

También supimos del desarrollo de un video en el que se puede apreciar las imágenes del último tigre, o demonio, de Tasmania, que se conoció bajo el nombre de Benjamín y que murió en cautiverio el 7 de setiembre de 1936.

En términos de pandemia, una palabra que se puso de moda en los últimos dos años, también sucumbió ante los encantos de la IA, luego de que, a través de una investigación española, lograran realizar un análisis de voz que detecta casos de COVID-19. Claro, los contagiados sufren alteraciones en sus voces que no pueden ser detectadas por el oído humano.

 

 

En tanto, la misma Justicia de Estados Unidos, por estas horas se debate en torno a si la IA podría ser registrada como coautora de una patente de un invento que por el momento es calificado de imposible. Fue el caso inédito que fue llevado a tribunales por Stephen Thaler, integrante del Artificial Inventor Project, una iniciativa internacional que sostiene que se debería permitir que una IA se incluya como inventor en una patente, aunque legalmente el dueño de la IA sería el propietario legal de la patente, según informó Bloomberg.

Volviendo a los requerimientos de la mejora de la salud de la humanidad además nos hemos informado respecto al programa de IA que es capaz de detectar signos de cáncer de pulmón en las tomografías un año antes de que se declare la enfermedad.

 

 

En el mismo campo de la investigación científica, la Universidad Hebrea de Jerusalén realizó una revolucionaria investigación sobre el funcionamiento de las neuronas. Desde la casa de estudios aseguraron que los resultados pueden ser utilizados en el campo de la IA para potenciar el trabajo informático a partir de la “tecnología” propia de los humanos.

 

 

Y en la arena de la música clásica, la semana pasada, el público de una sala de conciertos de Lausana, Suiza, pudo disfrutar por primera vez lo que probablemente habría sido parte de la décima sinfonía del legendario compositor alemán Ludwig van Beethoven. Esta melodía está basada en notas que Beethoven dejó antes de morir en 1827 y fue terminada con ayuda del programa de inteligencia artificial ANN (Red Neuronal Artificial, por sus siglas en inglés) en apenas unas horas.

 

 

Todos estos ejemplos palpables están contrastados con el dato de que en 2019, la cantidad de miembros de LinkedIn que añadieron habilidades de IA a sus perfiles aumentó un 190% desde 2015 en todo el mundo. Estados Unidos, China, India, Israel y Alemania se ubican como los países con la mayor penetración de habilidades de inteligencia artificial entre su fuerza laboral.

Si bien la industria del software continuó destacándose como el principal campo para profesionales con habilidades de IA, el crecimiento también fue fuerte en sectores como educación y academia, hardware y redes, finanzas y manufactura.

 

 

“El impacto de la inteligencia artificial ya no es algo teórico, forma parte del presente de diversas industrias y cada vez irá abarcando más y más. Si bien los hallazgos sugieren que los cambios impulsados por las tecnologías de inteligencia artificial aún pueden estar en desarrollo, ya estamos viendo su impacto en el mercado laboral global”, expresó Carla Cantisani (foto), Directora de Servicios de Adecco Argentina.

 

 

En cuanto al mercado laboral, Cantisani aseguró que “estas herramientas implicarán cambios y evolución de roles, como así también nuevos puestos y diversos sectores laborales y la oportunidad de nuevas profesiones y actividades laborales que aún no conocemos. La educación será clave ya que personas e instituciones deberán estar al tanto de estas tecnologías y, por otro lado, va a ser necesario la adaptación y la redefinición de puestos de trabajo. Será esencial que los equipos de Recursos Humanos ayuden a evolucionar en este cambio tecnológico”.