|29/05/21 08:06 AM

Si tenés Bitcoin y paciencia lo más seguro es que ganes

Los analistas aconsejan holdear y dejar el trading para los expertos atentos a la evolución de todas las criptomonedas.

Transitar estos tiempos de profundos cambios, aunque la mayoría no lo perciba, sobre todo cuando toda la atención está tomada por las noticias de la pandemia por el coronavirus, no es tarea fácil aunque no imposible. Más cuando quienes desean mantener el valor de sus capitales están sujetos al dinamismo de la era tecnología moderna. Puntualmente la digital.

Es el caso de los informes que llegan de la mano de las criptomonedas que en ese orden de novedades han sido el imán de atracción de los sentimientos que están experimentando los inversores nuevos en activos como el Bitcoin, BTC. Que durante las últimas semanas sufrió una de las bajas más importantes del año y que ahora, según los analistas, se dispone a recuperar terreno perdido. Mas aún, con la anunciada devaluación del dólar presionada por el Presupuesto 2022 presentado por Joe Biden.

 

 

Por eso es que en esta oportunidad es muy útil conocer una de las técnicas más aconsejadas para los novatos que se adentran en el mundo de las criptomonedas. Una estrategia conocida como la de hacer hold y que no es otra que la basada en tener paciencia según los registros históricos del BTC desde que hizo su aparición a fines de 2008.

Hacer hold o holdear aquí es lo mismo que conservar una o varias criptomonedas durante un lapso sin venderlas. Según las carteras expertas como PlanB es la estrategia más popular utilizada en este mercado digital. 

Esto es así debido a que la mayoría de los criptoahorristas no tienen los conocimientos necesarios y mucho menos el deseo de hacer trading de criptomonedas: comprar y vender esos activos, en sus distintas versiones, esperando que suba o baje el precio de algunas de ellas. 

 

 

Precisamente el viernes, 28 de mayo, PlanB recordó la conveniencia de hacer hold basado en la ecuación conocida como Stock to Flow que nació del cálculo que desde antaño se realiza para guía de los inversores que apuéstala al oro, el valioso recurso natural por excelencia que atiende la humanidad desde tiempos inmemoriales.

De esa manera PlanB se refirió a la capacidad el BTC para aportarle ganancias a los criptoahorristas con paciencia señalando que ni un solo inversor que lo mantuvo durante más de 4 años sufrió pérdidas.

 

 

En resumen hizo hincapié en la curva de promedio clásico móvil de 200 semanas, de unos 4 años, como un precio mínimo invisible que mantuvo el sesgo alcista del mercado de bitcoin más alto durante las correcciones bajistas

El par BTC/USD, o cambio BTC-dólar, probó dicha ola de soporte en sus movimientos bajistas, solo para recuperarse más tarde a máximos más nuevos.

 

 

Como se puede observar en el gráfico de curvas publicado en Twitter por PlanB, la transformación del color rojo al naranja mostró el agotamiento alcista de Bitcoin tras su boom de precios de 2020-2021.

De acuerdo a este comportamiento el BTC tocó fondo después de cada ciclo alcista a bajista y volvió a rebotar para buscar nuevos máximos históricos.

Así las cosas repasó los valores a ser tenidos aquí en cuenta: de U$S500 en noviembre de 2015, de U$S768 en junio de 2016, de U$S2.998 en junio de 2017, de U$S19.891 en diciembre de 2017, de U$S41,986 en enero de 2021 y de U$S64,899 en abril de 2021.

 

 

Por ello es que ahora más que nunca es útil conocer que el par BTC/USD supo subir parabólicamente para asombro de mucho. Luego cayó a más de la mitad de esas ganancias a medida que los traders, o comerciantes, beneficiados vendían la parte superior. Pero, al mismo tiempo, quienes compraron BTC alrededor de su tope local sufrieron períodos más largos de pérdidas.

Sin embargo, la trayectoria histórica general de los precios del BTC mostró que se mantiene con una tendencia sostenida  al alza, lo cual es muy alentador para quienes cada tanto pierden un poco la fe en la criptomoneda, más aún, cuando su legitimidad es atacada por gobiernos como China o el mismo Estados Unidos.