|28/05/21 07:03 AM

Gracias a Joe Biden el Bitcoin cobra nueva esperanza

La devaluación de la moneda estadounidense será el pretexto perfecto para que los criptoahorristas festejen a favor del BTC.

Cuando hay certeza de que el valor de una moneda está por devaluarse entonces es el momento de los inversores que especulan no solo a cuidar el valor de sus activos sino también a lanzarse en la búsqueda de nuevos horizontes de ganancias.

En Argentina se sabe mucho de eso ya que el valor del peso tiene acostumbrado a todos que no es una buena moneda de cambio para mantener bajo protección los capitales que siempre pierden valor de mantenerse debajo del colchón con la denominación albiceleste.

Hoy el presidente de Estados Unidos espera anunciar su proyecto de Presupuesto 2022 y según los trascendidos más serios es que lo hará en torno a la abultada cifra calculada de unos U$S6 billones lo cual presionará a la baja a la moneda estadounidense.

 

 

Es que, el anuncio de la futura política fiscal de Joe Biden será para argumentar importantes inversiones infraestructura, salud y educación, y estará como la mayor pauta de gastos desde la Segunda Guerra Mundial, según publicó el influyente diario The New York Times. Intención que ayer fue respaldada por la misma secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, quien instó al Congreso de ese país para que apoye el aumento del gasto público con el fin de ayudar a la recuperación del país.

Este nuevo escenario en el país del Norte sin lugar a dudas le dará al Bitcoin, BTC, el empujón que estaba necesitando para finalmente superar la barrera de los U$S40 mil, luego de la recuperación de los últimas 48 horas pero que lo ha dejado equilibrado bajo esa franja a unos pocos metros de la meta final que esperan alcanzar los criptoahorristas.

Según se informó oficialmente, el presidente Biden espera que el gobierno federal gaste unos U$S6 billones 2022, al tiempo en el que también proyecta incrementar el gasto total a 8,2 billones de dólares para 2031.

 

 

En pocas palabras, todo esto es desalentador para la economía estadounidense que indefectiblemente se recalentará pero que, en cambio, será el motivo perfecto para quienes buscarán refugiarse en otros activos más prometedores para los próximos años y el aún herido BTC espera uno de esos momentos para levantar cabeza.

No hace mucho tiempo atrás Joe Biden había había considerado la propuesta de aumentar los impuestos en forma significativa tanto para las empresas como para los contribuyentes más ricos en su país con el objetivo de financiar un programa de gastos masivo como el que tiene entre manos.

Según sus propias palabras, debido a esa proyección es que su Gobierno precisaría al menos hasta 2030 para disminuir los déficit presupuestarios, lo que significaría que EEUU debería prepararse para afrontar una deuda grandísima luego de que pida prestado dinero para financiar lo que ya se estima será la propuesta récord del presidente del país más poderoso del planeta.

 

 

Según datos del Banco de la Reserva Federal de ese país, FRED, el déficit federal de Estados Unidos pasó de $4,17 billones de dólares en enero de 2020 a $7,92 billones en mayo de 2020, tendencia muy seguida de cerca por los inversores expertos en ese país.

Además, los analistas recuerdan el  escenario, según la historia reciente, que los apoya en la visión alcista para el BTC, cuando la criptomoneda descentralizada se recuperó en un 1,582% desde su mínimo de U$S3.858 en marzo de 2020 cuando el gobierno de EEUU. aumentó el gasto a niveles sin precedentes para combatir el coronavirus.

En tanto, tampoco olvidan lo que le sucedió al llamado índice de fortaleza de la moneda estadounidense, DXY, que lo mide respecto a una canasta con las principales monedas extranjeras, se derrumbó un 13,38% en marzo de 2020 en medio de una caída global del marcado de divisas. Tendencia que se sigue manteniendo a pesar del rebote de recuperación registrado en el presente 2021.

 

 

Todo esto es observado por diversos operadores desde donde ayer jueves también se animaron a vaticinar el buen futuro inmediato que vivirá el BTC para alivio de quienes se mantuvieron firmes a pesar de la corriente de venta de las últimas dos semanas.