|11/05/21 12:55 PM

Conflicto israelí-palestino: siguen los bombardeos cruzados

La tensión no cesa en Jerusalén y la Franja de Gaza, por lo que diversos países piden terminar con la violencia y las víctimas fatales

Por Redacción

El conflicto en Israel no cesa. Tras el ataque a la mezquita y los disparos de cohetes palestinos a territorio israelí, el Estado continuó con los bombardeos en la Franja de Gaza. Ha habido aproximadamente unos 130 ataques a objetivos palestinos y las autoridades de Gaza confirmaron hasta el momento 26 fallecidos, entre ellos 9 niños.

La hostilidad entre fronteras, con constantes enfrentamientos, desataron una ola de violencia en Jerusalén. Cuando uno de los 250 cohetes lanzados por militares palestinos impactó en un edificio de la ciudad de Ashkelon, se registraron al menos 6 israelíes heridos. Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ya advirtió que "los enfrentamientos podrían continuar por algún tiempo".

Sin embargo, el 90% de los cohetes fueron interceptados por el escudo antimisiles Cúpula de Hierro.

Por otro lado, además de los fallecidos de Gaza, cuya mayoría se encontraba en Beit Hanoun (norte de la Franja) según informó el Ministerio de Salud del lugar, también hubo por lo menos 100 personas heridas como resultado de los ataques aéreos, que incluyen aviones de combate y helicópteros.

Según indicó el teniente coronel Jonathan Conricus, entre las víctimas fatales hay 15 miembros de Hamas y Yihad Islámica. De esta manera, ya son varios días de crudos enfrentamientos, los peores entre israelíes y palestinos en medio de Jerusalén desde 2017.

A su vez, Conricus, aseguró que están en "la fase inicial de nuestra respuesta contra blancos militares en Gaza" y que están "preparados para una escalada".

Mientras millones de personas alrededor del mundo se hacen eco de los hechos y manifiestan su preocupación en las redes sociales, también se involucraron Estados Unidos y el Reino Unido, que rechazaron los ataques a Israel del lunes. Desde Washington lo calificaron como "inaceptable" y llamaron a calmar las tensiones entre los territorios.

Por su parte, el secretario de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab, se expresó en nombre del país condenando el lanzamiento de misiles y pidió una "desescalada inmediata de todas las partes" porque "la violencia en Jersualén y Gaza debe terminar". Alemania se sumó a los pedidos, llamando a "evitar más víctimas civiles".