|22/07/21 02:52 PM

China rechaza que la OMS investigue sobre el origen del COVID-19

Autoridades sanitarias del país asiático refutaron las teorías que culpan a Wuhan de haber liberado el virus. Aseguraron que se trata de "manipulación política".

Por Redacción

En una conferencia de prensa encabezada el jueves 21 de julio por el subdirector de la Comisión Nacional de Salud de China, Zeng Yixin, el gobierno de ese país se posicionó en contra de una nueva investigación propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para determinar si el coronavirus se filtró o no de un laboratorio.

Durante su declaración, el funcionario afirmó “estar sorprendido” por los planes del organismo, a la vez que reprobó la iniciativa al calificarla contraria al sentido común y a los criterios de la ciencia. En este sentido, acusó que las intenciones del organismo sanitario global están comprometidas por la manipulación política.

 

El rechazo de China a una nueva investigación en su territorio llega después de que el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, propusiera instrumentar una segunda fase de estudios en Wuhan, en un comunicado emitido el pasado viernes. Para ello, el ente de salud pretende realizar auditorías en laboratorios y mercados de la ciudad china en la que se detectaron los primeros contagios del virus pandémico. Asimismo, Adhanom reiteró el pedido de transparencia sobre el asunto a las autoridades chinas. 

Las teorías que responsabilizan a China de haber escondido información sobre los orígenes del SARS-CoV-2 fueron difundidas mayormente por Estados Unidos a mediados del 2020, cuando Donald Trump ocupaba el cargo presidencial de ese país. Esta visión fue desacreditada durante un tiempo, a partir de la aceptación parcial de las hipótesis científicas que atribuyen la generación del virus a la transmisión zoonótica.

No obstante, la insistencia de Washington para que China aporte mayores certezas al respecto fue renovada por el actual presidente norteamericano Joe Biden, quien pidió mayor transparencia sobre el tema al gobierno chino durante la cumbre del G7 celebrada en junio.

En medio de la polémica actual desatada por el nuevo pedido de investigación de la OMS, la desestimación en tal sentido fue ratificada por el director del Instituto de Virología de Wuhan, Yuan Zhiming. El directivo argumentó que el consenso general de la comunidad académica indica que el coronavirus se generó "de forma natural". 

En esa misma linea, explicó no se detectó la infección de coronavirus en ningún empleado ni estudiante de dicho laboratorio y que, además, no se había guardado ninguna cepa del virus antes de diciembre de 2019.

Cabe recordar que el pedido de examinación de la OMS llega después de una primera fase en que científicos representantes del organismo fueron admitidos en Wuhan para colaborar con profesionales chinos en la búsqueda de evidencia que revelara más sobre el origen químico del COVID-19. Los expertos también visitaron los mercados de animales vivos y recomendaron un mayor estudio de los criaderos que abastecían los mercados.

En la conferencia de prensa de ayer, el corresponsal chino de la misiva de la OMS indicó: “En el próximo paso, creo que el rastreo de los animales debería ser la orientación prioritaria. Es el campo más valioso para nuestros esfuerzos”.