|12/07/21 08:22 AM

Atraparon al supuesto ideólogo del crimen del presidente de Haití

Las autoridades que trabajan en el caso del asesinato de Jovenel Moïse, detallaron que hay pruebas que apuntan contra un doctor haitiano

Por Redacción

Este domingo las autoridades policiales haitianas notificaron que detuvieron a quien sería uno de los autores intelectuales del asesinato del presidente haitiano, Jovenel Moïse.

La persona que fue arrestada y que se la investiga por su supuesta conspiración en el magnicidio de Moïse, es un médico de 63 años que vive en Florida, Estados Unidos y llamado Emmanuel Sanon.

El detenido vive en EE.UU. desde hace más de 20 años.

El director general de la Policía Nacional, Léon Charles, dijo en conferencia de prensa que cuando arrestaron a varios de los miembros del comando que habría asesinado al presidente haitiano, comando “la primera persona a la que llamaron fue Emmanuel Sanon”.

Sanon está bajo sospecha por supuestamente conspirar contra Jovenel Moïse y, aparentemente, tenía fuertes intenciones políticas de ser el próximo presidente haitiano.

El magnicidio sería un “crimen político” dirigido por Sanon.

En el allanamiento en el domicilio de Emmanuel Sanon, la Policía encontró: “una gorra de la DEA, una caja de cartuchos, 20 cajas de balas, 24 blancos de tiro sin usar y cuatro placas de la República Dominicana”.

El director general de la Policía Nacional de Haití remarcó que Sanon "llegó a Haití hace un mes en avión privado desde Florida acompañado de un grupo de seis colombianos contratados originalmente para hacer de escoltas, “pero luego recibieron una nueva orden: arrestar al presidente”, dijo el jefe de la policía. “Ahí comenzó una nueva operación”, a la que se sumaron después otras 22 personas.

“Sanon llegó en avión privado en junio con objetivos políticos y se puso en contacto con una empresa de seguridad privada para reclutar a quienes cometieron el asesinato”, explicó Charles.

De fondo también se encuentra una ligazón con supuestos referentes de la oposición política venezolana, ya que la empresa de seguridad (CTU) que contrató el doctor Sanon, es de ese país pero con sede en los EE.UU.

Nicolás Maduro, el presidente de Venezuela, habló al respecto y dijo que esa empresa es propiedad de Antonio Intriago, un venezolano vinculado a la oposición y “amigo personal de Juan Guaidó y Leopoldo López”.

 

Los últimos detalles policiales en torno al crimen del presidente de Haití

  • Está trabajando en el caso la policía haitiana, autoridades colombianas y agentes del FBI.
  • Se busca determinar quién financió la operación que terminó con el asesinato de Jovenel Moïse. Pero se cree que la misión tenía en principio un fin de secuestro y luego lo iban a trasladar al Palacio Nacional.
  • Hay dos arrestados que son estadounidenses pero de origen haitiano y explicaron a la Policía que durante el crimen de Moïse, fueron contratados para hacer de traductores para el comando que lo asesinó pero que ellos, no estuvieron en la escena del crimen.
  • Los salarios de los sicarios que formaron parte del segundo grupo que asesinó al presidente haitiano, rondaban los US$ 2.700.
  • Otras dos personas detenidas que podrían estar implicadas en el asesinato de Moïse y que declararán ante la Justicia este lunes son, por Dimitri Hérard, jefe de Seguridad del Palacio Nacional y jefe de seguridad del presidente Moïse, Jean Laguel Civil. El primero estaba siendo investigado previamente por supuesto tráfico de armas y el segundo, estaba a cargo de la seguridad del presidente. Ninguno de su equipo resultó herido a pesar de un supuesto y profuso intercambio de balas en el exterior de la residencia de Moïse.
  • El asesinado presidente haitiano fue torturado con saña y luego asesinado. Nadie de su equipo de seguridad pudo rescatarlo al tiempo del lugar antes de que ingresara el grupo comando que se disponía a matarlo. Este último tuvo mucho tiempo para operar con tranquilidad una vez que ingresaron a la residencia privada de Moïse.
  • Hasta el momento, después de cinco días de caza y captura emprendida contra los asesinos, la Policía confirmó la participación de 26 colombianos de los cuales 18 han sido detenidos, tres han muerto y otros cinco siguen prófugos.