|08/07/21 12:32 PM

Asesinato del presidente de Haití: cómo escaparon sus hijos

Los operativos para investigar los hechos que llevaron al fallecimiento del mandatario dan sus primeros resultados

Por Redacción

Tras confirmarse que el el presidente de Haití, Jovenel Moise, había sido asesinado tras recibir doce impactos de bala durante un ataque el pasado miércoles, las fuerzas de seguridad del país caribeño realizaron un intenso relevamiento para dar con los responsables. Los efectivos recorrieron la residencia de la víctima y su familia, y lo que descubrieron fue difundido por el juez de la causa en las últimas horas al diario "Le Nouvelliste".

En declaraciones a ese medio, el jurista Carl Henry Destin, encargado del caso, ratificó que el cadáver de Moise tenía doce orificios producidos por balas de armas 9 milímetros y otras de gran calibre. La primera dama Martine Moise, por su parte, fue herida de bala durante el ataque y hasta el momento se encuentra hospitalizada.

Según la información provista por el responsable de levantar el cuerpo en la escena del crimen, el ex mandatario fue encontrado "boca arriba, con pantalón azul y camisa blanca manchada de sangre, boca abierta, ojo izquierdo perforado". Además, detalló que notaron un agujero de bala en la frente, uno en cada pezón, tres en la cadera y uno en el abdomen.

El juez de paz aseguró que los asaltantes saquearon el escritorio y la habitación de la pareja durante la madrugada del miércoles.

 

Los hijos del presidente Moise estaban en la casa

Autoridades haitianas informaron que la hija del matrimonio se encontraba en la misma estancia que sus padres cuando el comando atacante irrumpió en la vivienda, pero logró escapar para esconderse en la habitación de su hermano. Al entrar para investigar la escena, los efectivos encontraron a los dos hijos de los Moise ilesos y en lugares seguros, aunque no han trascendido detalles sobre su estado de salud.

Luego del ataque que causó la muerte del presidente y la conmoción del mundo entero, la Policía haitiana anunció que había logrado abatir a cuatro supuestos asesinos en un tiroteo, mientras que otros dos fueron detenidos en las cercanías de la casa de la familia. La versión que analizan las autoridades es que los criminales serían extranjeros de habla inglesa y española, aunque todavía no hay confirmación sobre sus identidades ni nacionalidades.