|14/09/21 05:05 PM

216 millones de migraciones: el pronóstico a 9 años por el cambio climático

Un estudio publicado por el Banco Mundial advierte que los humanos empezaremos a sufrir las consecuencias del crecimiento de los océanos en 2030.

Por Redacción

La última actualización del informe Groundswell, realizado por el Banco Mundial para evaluar el impacto de la crisis medioambiental en las sociedades, alerta que las migraciones internas aumentarán drásticamente antes de mitad del siglo como consecuencia del cambio climático. En concreto, el avance del deterioro ecológico provocaría que 216 millones de personas se vean obligadas a desplazarse hacia el interior de sus países en seis regiones del planeta.

Según las proyecciones del estudio, la tendencia de migrar a zonas alejadas de las costas "aumentará en las próximas décadas y luego se acelerará en la segunda mitad del siglo, si los países no reducen las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y crean resiliencia frente a los actuales y futuros impactos del cambio climático".

El análisis pone enfásis en la necesidad de que los estados tomen acción mediante políticas de "desarrollo inclusivo y resiliente", para evitar enfrentar la problemática que expulsaría a cientos de millones de sus hogares. El inicio de este éxodo llegaría, en teoría, a inicios de la próxima década.

 

2030, el año límite

El reporte del Banco Mundial establece que "los puntos críticos de la migración climática interna podrían emerger ya en 2030 y continuarían extendiéndose e intensificándose para 2050". La creciente escasez de agua, la disminución de la productividad de los cultivos y el aumento del nivel del mar serán las tres razones principales.

En este sentido, agrega que ninguna región será "inmune" al fenómeno si se mantienen los modos de producción y contaminación que conocemos.

El informe es específico en cuanto a las cifras de personas que se verían obligadas a migrar hacia zonas más seguras. En una etapa avanzada de la crisis, que el estudio pronostica para 2050, África subsahariana podría recibir hasta 86 millones de migrantes climáticos internos. Asia oriental y el Pacífico, por su parte, verían la llegada de 49 millones, mientras que Asia meridional podría albergar 40 millones. África del Norte recibiría 19 millones de migrantes, mientras que América Latina 17 millones. Por último, en Europa del Este y Asia Central habría 5 millones.