|28/05/21 05:48 PM

¿El COVID-19 escapó de un laboratorio? La teoría sigue creciendo

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió investigar a fondo la posibilidad, como también que China haya encubierto el hecho

Por Redacción

A más de un año del inicio de la pandemia de COVID-19 en todo el mundo, en las últimas semanas empezó a crecer cada vez más la teoría de que el virus salió de un laboratorio ubicado en Wuhan, China, la primera ciudad en detectar contagios.

Esta semana el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pidió que se investigue el origen del coronavirus en un plazo máximo de 90 días, luego de que la agencia de inteligencia del país informara a la Casa Blanca que hay muchas pruebas sin analizar que podrían esclarecer el asunto.

Según indicó The New York Times este viernes, la agencia le solicitó al mandatario tiempo adicional para analizar e investigar con procesos informáticos todo el material. De acuerdo con el medio estadounidense, los servicios de inteligencia intentarán aplicar una "cantidad extraordinaria" de recursos para verificar si el famoso COVID-19 se filtró accidentalmente de un laboratorio, más precisamente del Instituto de Virología de Wuhan.

La investigación sugiere que el Gobierno de EE.UU parece no haber agotado aún las bases que tiene sobre las comunicaciones chinas, el movimiento de trabajadores en el laboratorio y el patrón de cómo se originó el brote.

La iniciativa, que provocó acusaciones cruzadas entre Beijing y Washington, tiene el objetivo de presionar a la agencia y a países aliados para extraer información, como testigos o evidencias biológica, pero también alguna prueba de que China haya encubierto el accidente.

Sin embargo, según The New York Times, hasta ahora ha dado poco resultado y dudan poder encontrar datos contundentes.

La teoría resurgió luego de que The Wall Street Journal publicara un informe que indicaba que varios investigadores del instituto de Wuhan se enfermaron durante noviembre de 2019. Y es que vuelve a tomar fuerza después de que el informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmara en marzo que es "extremadamente improbable" que ese haya sido el origen del virus.

Según la OMS, no hubo conclusiones definitivas y quedó abierto a cuatro teorías con distintos grados de probabilidad: transmisión zoonótica directa a los humanos (entre posible y probable), introducción en humanos a través de un animal (probable a muy probable), mediante cadena alimentaria o productos congelados (posible), incidente en el laboratorio de Wuhan (extremadamente poco probable).