|18/05/21 08:39 AM

River hizo un pedido excepcional a Conmebol frente al brote de COVID

El Millonario tiene 25 positivos en el plantel. Adelantó que se ajustará al reglamento y se presentará ante Independiente Santa Fe, que también tiene bajas por contagios

Por Redacción

Frente a los 25 casos positivos de coronavirus en el plantel, River Plate pidió formalmente a la Conmebol la habilitación de los arqueros Alan Leonardo Díaz (21) y Agustín Gómez (19), para que puedan jugar en la Copa Libertadores, pese a no estar incluidos en la lista de buena fe.

El Millonario debe jugar este miércoles frente al colombiano Independiente Santa Fe como local y el próximo martes, en la misma condición, ante Fluminense, encuentros donde definirá su clasificación a octavos de final.

 

Dentro de los 32 inscriptos -de 50 posibles- por Marcelo Gallardo, había cuatro arqueros que se infectaron en el brote que surgió el último sábado, previo al Superclásico: Franco Armani, Enrique Bologna, Germán Lux y Franco Petroli.

En caso que Conmebol, que tiene un ápice en su reglamento específico para este tipo de situaciones con los arqueros, no acepte el pedido, tendrá que optar por un jugador de campo en ese rol, que podría ser Milton Casco.

Díaz debutó en el Superclásico, atajó 3 pelotas claves en los 90 minutos y en los penales le tapó a Cardona. 

 

Pero los problemas para Gallardo se profundizan no solo por los casos positivos, sino también por las lesiones que le quitan algunos de los que no se contagiaron y podrían ser de la partida, como Enzo Pérez.

Lo cierto es que ratificó su intención de jugar, con al menos siete  jugadores disponibles, que es lo que dispone el reglamento de Conmebol.

Hasta el momento, Gallardo tiene a disposición a los defensores Jonathan Maidana, Héctor David Martínez, Tomás Lecanda, Fabrizio Angileri y Milton Casco, además de los mediocampistas Jorge Carrascal, José Paradela, Julián Alvarez, y el delantero Agustín Fontana.

 

Comunicado oficial de River

A 432 días de declarada la pandemia internacional de Covid-19, el Club Atlético River Plate se encuentra hoy con un plantel de fútbol que pese a haber cumplido con todos los protocolos tiene 25 casos positivos de coronavirus.

Resulta desalentador confirmar que no alcanzó con diseñar procesos específicos y ampliar cuidados para evitar un espiral de contagios de esta naturaleza. Desde que volvió a los entrenamientos, River Plate dejó de concentrarse en el Monumental para hacerlo en hoteles donde cada persona tuviera una habitación individual, se armaron burbujas, se reforzaron las medidas de higiene y la utilización de barbijos, se modificó la modalidad de los traslados por tierra y aire, y se testeó a jugadores y cuerpo técnico cientos de veces, con test complejos de PCR y también de antígenos para reforzar los controles. Estas pruebas se hicieron inclusive más veces de lo requerido, conscientes de que era un mecanismo fundamental para evitar contagios masivos. Además, se reforzaron los cuidados en días de partido, reduciendo al mínimo indispensable el personal involucrado en cada actividad.

Sin embargo, en el marco de uno de los momentos más críticos de la pandemia a nivel regional y de nuestro país en particular, que hoy confirma 28.680 nuevos contagios y 505 muertes, considerando lo excepcional de la situación objetiva y concreta que implica contar con una cantidad de jugadores inferior a la necesaria para jugar un partido en condiciones normales, y luego de hacer las averiguaciones y consultas técnicas del caso, el Club Atlético River Plate informa que se ajustará al reglamento de Conmebol que establece que mientras se cuente con un mínimo de siete jugadores aptos de la lista de buena fe los equipos deberán presentarse a competir ya que de lo contrario estarán sujetos a las sanciones que surgen del reglamento.

Asimismo, en lo que refiere a la posición de arquero, también ajustándose al reglamento -dada la particularidad del puesto y conforme a lo establecido en cuanto a la su sustitución por lesión en cualquier momento de la competencia- River Plate ha elevado al área de competencias de Conmebol una nota solicitando la inclusión de Alan Leonardo Díaz y Agustín Gómez en la lista de buena fe.

En este difícil contexto y en línea con la conducta sostenida durante toda esta pandemia, la principal preocupación del Club Atlético River Plate está centrada en la salud y el bienestar de sus jugadores, cuerpo técnico y respectivas familias.