|27/10/20 05:00 PM

Renunció el presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu

El máximo dirigente del club catalán y toda su comisión directiva presentaron la dimisión este martes, 24 horas después de que él mismo negara que existiera la posibilidad

Por Redacción

El presidente del club español Barcelona, Josep María Bartomeu, y toda su Junta Directiva presentaron finalmente su renuncia este martes, luego de que durante los últimos días negara esta posibilidad.

La dimisión llega tras la junta directiva urgente celebrada esta tarde, teniendo en cuenta que el voto de la moción de censura para removerlo de su cargo iba a celebrarse, sí o sí, el 1 y 2 de noviembre, luego de que las autoridades catalanas dieran el visto bueno para hacerlo.

Los máximos responsables del club catalán intentaron hasta el último momento que la Generalitat replanteara su idea de autorizar el referéndum.

La Junta defendía que quería que se celebrara la votación, puesto que es un derecho que tienen los socios, pero no entendía que, "en pleno Estado de Alarma, con el toque de queda y un número de contagios al alza" se permitiera que los socios del FC Barcelona pudieran ir a votar presencialmente por todo el territorio, teniendo en cuenta además que hay un gran número de socios mayores de 60 años -la población más vulnerable- y que el 60% de la masa social vive en Barcelona y su periferia.

"Nuestro electorado tiene una media de edad de 58 años, con más de 40.000 socios mayores de 60 años.../... y nuestra mayor preocupación se centra en evitar toda actuación que coloque a estos colectivos ante un riesgo elevadísimo de contagio, dada su vulnerabilidad", señala la carta que Bartomeu envió ayer a Pere Aragonés, presidente de la Generalitat en funciones.

Ante la negativa de la Generalitat y del PROCICAT a cambiar de escenario y antes que convocar de manera oficialmente el Voto de Censura, Josep Maria Bartomeu -tras dejar la decisión en 'stand by' en la Junta Directiva del lunes- propuso a sus directivos presentar la dimisión este martes y la propuesta fue aprobada sin discusión, poniendo fin a una etapa en el club que arrancó hace seis años

El ya expresidente del Barça fue investido tras la renuncia de Sandro Rosell en 2014 y, tras lograr el triplete en 2015 -su mayor éxito deportivo- fue ratificado en unas elecciones que dieron paso a un periodo de cinco años en lo que ha habido más sombras que luces en todos los ámbitos del club.