|06/09/21 11:18 AM

Polémico posteo de Richarlison avalando el bochorno en Brasil

El episodio que dio la vuelta al mundo, fue celebrado por el atacante del Everton inglés, quien no acudió a la convocatoria del entrenador Tite 

Por Redacción

Richarlison de Andrade, el delantero del Everton, aprovechó nuevamente la situación para mofarse de la Selección argentina y utilizó el bochorno que pasó en su país y el papelón mundial que se generó por la suspensión del duelo entre Brasil y Argentina con motivo del Mundial de Qatar de 2022.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) irrumpió a los pocos minutos de iniciado el cotejo e interrumpió el partido entre los sudamericanos, por lo que Richarlison aprovechó sus redes para postear contra los argentinos,"Final del juego,  Anvisa 1- Argentina 0".

El episodio ocurrido por Anvisa, que dio la vuelta al mundo, fue celebrado por el atacante del Everton inglés, quien no acudió a la convocatoria del entrenador brasileño Tite por la negativa de cesión por parte de su club.

Anvisa es un organismo que responde directamente a la administración del presidente Jair Bolsonaro, que envió emisarios para suspender el juego apenas comenzado el certamen en el Arena Corinthians debido a la denuncia contra cuatro futbolistas argentinos residentes en el Reino Unido.

Para el ente, Emiliano Martínez, Cristian Romero, Giovani Lo Celso y Emiliano Buendía no debieron jugar por haber incumplido la normativa federal de inmigración en el marco de la pandemia de COVID-19, que obliga a los viajeros extranjeros procedentes de Reino Unido, entre otros países, a permanecer 10 días de cuarentena si pasaron por ese lugar en las dos semanas anteriores.

Si bien los futbolistas argentinos fueron autorizados a jugar por la Conmebol, por el acuerdo que han firmado las Confederaciones de fútbol,  las autoridades brasileñas alegan que los cuatro futbolistas falsearon su declaración de ingreso al país, al decir que no habían estado en Gran Bretaña, y dictaron un inmediato aislamiento, además de pedir la salida del país.

El seleccionado argentino permaneció en el estadio durante horas y luego trasladó al Aeropuerto Internacional de Guarulhos, junto con el embajador argentino Daniel Scioli, desde donde partió hacia la Argentina, con los cuatro futbolistas en calidad de deportados.