LAs Heras, Mendoza, Argentina
Godoy Cruz, Mendoza, Argentina

|25/08/20 05:48 PM

Pablo Chacón, el Relámpago de la gente

El mendocino que fue campeón mundial y medalla de bronce olímpico distribuye su tiempo en su negocio familiar y su actividad como docente de boxeo

Desde su Las Heras natal, forjó una historia que se ha replicado no solo en su provincia sino en el país y el mundo. Pablo Chacón alcanzó la gloria dentro de un ring y también fuera del mismo, donde siempre se predispone a colaborar en pos de ayudar al otro.

El ex boxeador, campeón mundial y medallista olímpico, es de esos deportistas que todos aprecian, respetan y lo ven como una voz especializada para recibir un consejo de vida o de boxeo, su principal pasión.

En estos tiempos raros para el planeta, con una pandemia que no parece dar tregua, el Relámpago –mítico apodo que le puso el relator Osvaldo Principi‐ , también le pone el pecho a la situación como cuando enfrentó a rivales como Norwood o Kovacs.

En el frente de su gimnasio de calle Molinero Tejeda, Chacón montó un negocio de venta de aceite de girasol y alimento para animales. Esta inventiva del expúgil nació por las restricciones del Covid 19, no puede llevar adelante sus entrenamientos pugilísticos en un lugar que vio crecer, por ejemplo, a Juan Carlos Reveco o Jonathan Barros, dos mendocinos que también se pusieron el cinturón de campeón mundial. Actualmente, su gym funciona bajo los protocolos aprobados por la Subsecretaría de Deportes y en el caso del boxeo, no se puede realizar el clásico guanteo.

Más allá de entrenar, en el gimnasio del lasherino funciona una pensión donde residen varias promesas del box provincia y que el propio Pablo entrena como si fueran sus hijos. Este gesto con la comunidad donde él vive, le permite a estos jóvenes obtener una salida laboral en medio de una crisis generalizada como la que atraviesa la Argentina.

La intervención de la Federación Mendocina de Box

Pablo Chacón es una voz más que autorizada para hablar de lo que significa el boxeo en nuestra provincia. Lugar que supo ser cuna de una escuela que tuvo repercusión mundial, en los últimos años esto quedó empañado por malas decisiones de quienes dirigían la Federación Mendocina de Box, entidad que sufrió un gran golpe de nocaut: fue desafiliada de la FAB.

Sin nadie a la cabeza, con una elección fraudulenta, hubo que echar manos a la obra para rescatar la máxima entidad de nuestro boxeo. Luego de más de un año, se confirmó que la Subsecretaría de Deportes designó un interventor para poder normalizar la situación organizativa y poder llamar a elecciones.

Ante este panorama, más claro que tiempo atrás, el Relámpago fue claro en sus conceptos y aboga por volver a resurgir cual Ave Fénix. “Hace años que no hay gestión dirigencial y esto obviamente afecta a lo deportivo, yo estoy en un equipo con el empresario Juan Carlos Azcurra, Jorge Rabel, presidente de la asociación de técnicos de Mendoza, dos abogados, uno es Sergio Carreño y otro Francisco García, los empresarios Arturo Borrini y Alejandro Rubio, y el psiquiatra Luis Aramburu, todos ellos están ligados al deporte y el único objetivo acá es recuperar el boxeo”, indicó.

Sobre la intervención en sí, Chacón entiende que es algo positivo. “Ya tuve contactos con Alejandro Benito para ponerme a disposición en lo que necesite, quiero dejar en claro que acompaño un proyecto pero soy entrenador, no pretendo ser dirigente”, afirmó.

Una causa judicial

La Federación Mendocina de Box tocó fondo y no sólo con la desafiliación de la Federación Argentina, con todo lo que ello significa. En la entidad las cosas se hicieron mal y eso se paga en la Justicia con una causa abierta contra el expresidente José Rasjido, quien está investigado de administración fraudulenta debido a que no se presentaron los balances de la institución desde el 2005.

“Los libros no están y nunca van a aparecer porque los incriminan más a ellos”, indicó Pablo Chacón respecto a los dirigentes que están bajo la lupa de la justicia provincial.

Como si todo esto no fuera poco, en 2018 se hizo una asamblea fuera de término y se erigió a Miguel Leiva como presidente de la Federación Mendocina, situación que derivó en la posterior desafiliación de la FAB por estas irregularidades que dictaminó la Dirección de Personas Jurídicas.

Campeón del mundo y bronce en Atlanta

Pablo Chacón, nacido en Las Heras en 1975, comenzó de chico con su pasión por el deporte de los puños. Viendo a su padre, un hombre humilde y trabajador, se contagió de esas ganas de triunfar en un el boxeo y de levantar los brazos ante la mirada del mundo entero.

Previo a obtener lo más preciado para un boxeador, el Relámpago se dio el lujo de colgarse la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 luego de superar al tailandés Kamsing. Quizá el dato de color en su consagración es que compartió el bronce con un tal Floyd Mayweather, uno de los grandes campeones del planeta.

Ya en el 2001, el mendocino pudo tocar el cielo con las manos. Fue en la bella Budapest, capital de Hungría, cuando Chacón noqueó a Istvan Kovacs en el sexto round del combate que le valió el cinto de campeón mundial pluma de la OMB.

Defendió el título en cuatro ocasiones y lo perdió en 2002 ante Scott Harrison. Para 2006, el lasherino anunciaba su retiro de la práctica profesional por un desprendimiento en sus retinas. Pablo Chacón se bajó del ring con un palmarés de 61 combates, de las cuales ganó 54 (37 KO) y perdió 7.