|15/04/21 09:21 PM

Los Naranjas brindaron con cerveza

Rivadavia se sacó la espina de la derrota de ayer y venció al histórico Quilmes de Mar Del Plata por 89 a 75. Mañana cierra la burbuja ante Gimnasia de La Plata

Por Redacción

Los Naranjas tuvieron una actuación colectiva descomunal, sobre todo en el primer tiempo, y vencieron al Cervecero marplatense. Hubo puntos muy altos, como Guido Francese, Fabrizio Cosolito, Tomás Reimundo y Valentín Costa, Mañana, desde las 16 hs, juega su último partido en el estadio de Lanús ante Gimnasia de La Plata. 

El conjunto dirigido por Fernando Minelli se sacó la espina del mal encuentro ante Ciclista de Junín 24 horas antes y volvió a ser competitivo ante un histórico de la Liga Nacional como lo es Quilmes de Mar Del Plata. La clave del partido estuvo en la intensidad defensiva, un equipo muy solidario que a pesar de las bajas (Arancibia por coronavirus y Robinson por deserción) sacó adelante un juego muy complicado. 

Un primer tiempo excelente tuvo Rivadavia Básquet en los dos tableros. El trabajo de Reimundo y Cosolito fue clave, más los aportes goleadores de Espinoza y Francese.  Quilmes dependió mucho de Blake Marquardt, quien terminó siendo el goleador de la noche con 26 puntos. 

En el último cuarto, el partido entró en zona de suspenso porque los marplatenses achicaron a 6, pero otra vez fue fundamental el juego de Guido Francese rompiendo la defensa rival y anotando puntos que terminaron siendo decisivos (en total, 18). Reimundo, único interno a disposición que tiene Minelli en esta burbuja, jugó casi todo el partido (37 minutos) y soportó el poderío ofensivo del rival.

Ahora, los Naranjas buscarán este viernes desde las 16 hs finiquitar la burbuja con una sonrisa. La tarea no será sencilla porque enfrente estará Gimnasia de La Plata, aunque viene de caer justamente ante Quilmes por 95 a 71.