|06/02/21 09:28 PM

Las desgarradoras palabras de Wanchope Ábila sobre el Morro

El delantero ecuatoriano hizo una dupla emblemática con el uruguayo en Godoy Cruz. El atacante de Boca vivió durante la pandemia un hecho con su hermano que expuso en los medios para intentar concientizar sobre la depresión

Por Redacción

La muerte de Santiago García es un acontecimiento que impactó en toda Sudamérica. 

Dos de los mensajes más emotivos llegaron por parte de Ramón Ábila y su ex compañero Jaime Ayoví.

Respeto mutuo y mucha admiración. “ Morro querido me hiciste muerda con esta decisión pero sólo deseo que sea tu paz”comenzó escribiendo Wanchope.

Ramón 'Wanchope' Ábila, delantero de Boca, perdió a su hermano el Morro, a causa de depresión. El pasado 30 de noviembre al término de la victoria de Boca 2 a 0 sobre Newell's en La Bombonera, dejó un gran mensaje. Invitaba a que la gente que sufre depresión se anime a tratarla, que había salida.


Lo vivió de cerca, y reconoce el dolor que puede significar perder a alguien de esa forma. Se sintió identificado tras conocer el fallecimiento de Santiago 'Morro' García, con quien demostró que tenía una muy buena relación de colegas, y escribió un sentido mensaje a través de una historia de instagram que luego compartió.

"Era cruzarte, pedirte que no nos claves un gol, pero terminaba el partido y ya nos cambiábamos las camisetas sin importar el resultado. Respeto mutuo y mucha admiración. Morro querido me hiciste mierda con esta decisión, pero solo deseo que sea tu paz. Fuerza a esa gente que te quería como ser humano, a los otros solo le importaba si le genrabas dinero, la foto del momento o las luces del crack deseada por todos para presumir en las redes sociales. Se olvidaron de Santiago, perdón fenómeno. Abrazo grande al cielo y me quedaron por siempre tus recuerdos".

Este sábado en horas del mediodía el cuerpo de Santiago García fue encontrado en el departamento donde vivía en Mendoza. A su lado había un arma calibre 22. Si bien resta confirmar la causa de forma oficial, se trató de un suicidio que enlutó y amargó a la familia del fútbol rioplatense.