|07/04/21 04:52 PM

La palabra del Tanque: "Volver al Gambarte es recuperar la esencia"

Daniel Giménez habló con El Ciudadano y contó su alegría por la vuelta del Tomba a casa. Además, opinó sobre el Morro García y la actual Comisión Directiva  

El autor de dos de los goles más importantes en la historia de Godoy Cruz, Daniel Giménez, tiene gran parte de su corazón pintado con los colores bodegueros, más allá de que es confeso hincha de Defensores de Belgrano. Palabra autorizada por haber sido parte del último equipo que pisó el Feliciano Gambarte, dio su opinión sobre lo que significa volver al barrio.  

Radicado en nuestra provincia, asegura que ve todos los partidos del Tomba y cree que de la mano de Sebastián Méndez, el equipo seguirá creciendo y los hinchas tendrás muchas alegrías. Además, opinó sobre el fallecimiento de Santiago García e incluso dio su punto de vista sobre la gestión de José Mansur. 

-Fuiste parte del último equipo que jugó en el Gambarte, el 18 de junio de 2005 ante Tiro Federal. ¿Qué significa esta vuelta?

-Es muy importante, tanto para el club como para los socios, los hinchas y para los que tuvimos la suerte de pisar esa cancha. Es volver al barrio, es recuperar la esencia y la localía, porque Godoy Cruz estaba jugando en el Malvinas Argentinas pero no era local. Volver a su cancha está bueno, hace tiempo que el hincha lo pedía y me pone contento por ellos, aunque no puedan estar presentes todavía. 

-Te tocó jugar en Godoy Cruz en los dos estadios. ¿Se nota la diferencia entre uno y otro?

-La cercanía con el público en el Gambarte es positiva cuando el equipo anda bien, se siente más el cariño. Pero cuando las cosas van mal, se escuchan más cerca los reproches o los insultos. Pero como dije, es muy importante que Godoy Cruz vuelva a ser local en su cancha, donde pasaron tantos y grandes jugadores. Creo que vas a ser muy lindo.

-¿Cuál es el primer gol en el Gambarte que se te viene a la mente?

-Tuve la suerte de hacer varios, pero el que siempre recuerdo es el que le hice a Defensores de Belgrano, el club del cual soy hincha.  Fue el único tanto que hice y que no pude gritar en ese estadio. El resto, los festejé todos.

-¿Miras los partidos de Godoy Cruz?

-Sí, siempre. Personalmente creo que el equipo cambió con la llegada del Gallego (Sebastián Méndez). Se planta de una manera diferente contra el resto de los equipos. Está jugando mucho mejor y ya se empiezan a ver los resultados.

-¿Y se puede hablar de objetivos en el corto plazo o es muy pronto?

-No, tiene que seguir creciendo y mejorar el promedio. Y nada más. Porque viene de campañas muy malas, pero hay que ir partido a partido. Después, si se clasifica a alguna copa, bienvenido sea. Pero hay que pensar en engrosar el promedio, para no sufrir el año que viene. 

-¿Te quedó una espina por no haber jugado en primera división con el Tomba?

-Sí, Obvio. Yo quería jugar en primera, pero no se dieron las condiciones. El técnico tal vez pensaba que no estaba para jugar, o no sé qué pasó. Fue una espina que me quedó, no haber jugado al menos un partido en primera. Me tocó irme con el ascenso y haciendo dos goles muy importantes en la final ante Nueva Chicago. El hincha me lo recuerda siempre y yo le agradezco por ese cariño.

-¿Cómo viviste el suicidio del Morro?

-Fue muy doloroso todo lo que pasó. Es muy difícil hablar porque no lo conocí. Lo único que puedo decir es que el futbolista está con mucha gente, pero a la vez está solo. Cuando las cosas van bien, mirás hacia atrás y hay cien personas. Cuando las cosas van mal, mirás y hay dos o tres, los de siempre, además de tu familia. Y es ahí, en los momentos malos, donde necesitás el apoyo y te das cuenta que estás solo. Repito, no quiero opinar sobre por qué tomó esa decisión, pero debe haber estado muy mal desde hace mucho tiempo. 

-Y desde lo futbolístico, ¿había similitudes entre el Morro y vos?

-Me sentía identificado con él, más allá de las maneras distintas de jugar que podíamos tener. Me encantaba, porque tenía mucha técnica y Godoy Cruz lo necesitaba. Después no sé qué pasó, porque fueron varios torneos donde ya no venía jugando.

-¿Tenés alguna opinión formada sobre la Comisión Directiva del club, sobre todo del presidente José Mansur?

-Sé que hay mucha gente dolida con los dirigentes. Yo lo que puedo decir es que en Godoy Cruz viví épocas buenas, malas y muy malas. Si Godoy Cruz está donde está, es gracias a su presidente y a sus dirigentes. Cuando el club estaba en quiebra, peleando para ir al Federal A, llegó Acción Deportiva con este mismo presidente y lo pudo sacar a flote. Después de diez años y mucho trabajo, Godoy Cruz creció muchísimo, tiene una infraestructura de primera, jugó copas internacionales. ¿Pudo cometer errores? Seguro, como los que cometemos todos. Pero todo lo que le pasó a Godoy Cruz en estos años en primera, es gracias al presidente. 

-¿Qué le dirías al hincha Bodeguero, en vísperas de un día muy especial?

-Que disfrute de este momento. Que apoye al equipo, que lo banque, y que no tengo dudas de que va a tener muchas alegrías de aquí en adelante.   

Con la mente puesta en Arsenal

El Tomba se sigue preparando para el próximo sábado, el día de la vuelta a su casa. Se medirá ante Arsenal de Sarandí y Méndez piensa en variantes, más allá de la victoria ante Racing por 4 a 2. Se espera la recuperación de Renzo Tesuri y de Elías López, ambos arrastran molestias físicas.