|28/02/21 11:44 AM

La adrenalina tuerca traducida a tracción a sangre

Gabriel Fernández es campeón argentino de motocross y Nicolás París es un destacado piloto del Zonal Cuyano. Ambos desembarcaron en el ciclismo y están cumpliendo el sueño de correr la mítica Vuelta de Mendoza

Por Redacción

Esta es la historia de dos pilotos. Dos personajes de renombre en el ambiente tuerca que probarán suerte en la XLV edición de la Vuelta de Mendoza. Es la historia de dos historias paralelas que alimenta la magia del pelotón multicolor que ya recorre la provincia.

Nicolás París es uno de ellos y Gabriel Pipío Fernández es el otro exponente que le da vida a esta particular historia que muestra las pasiones encontradas de estos destacados pilotos que ya son parte de la Serpiente Pedalera.

“Desde hacer un par de años que empecé a entrenar en bici de ruta cómo complemento para el motocross. Uno lo ve desde abajo y parece fácil subirse a una, pero en realidad es muy complicado, y eso fue lo que me atrapó. Aprovechando que por la pandemia no teníamos la disputa del nacional, no quería quedarme inactivo, y le metí rosca a la bici”, señala Pipío, quien hace un par de temporadas abrochó el bicampeonato nacional bordo de la Yamaha 450 atendida por el equipo RPM Cross de Marcelo Sánchez.

“Hay sensaciones raras. Tratamos de hacerle caso a los que saben. Quiero largar ya, es algo nuevo para mí. Que se largue dentro del autódromo es muy bueno para mí ya que es un autódromo que conozco muy bien”, cuenta Nicolás París en tono simpático quien es multicampeón en karting y también destacado en el Turismo Clase 2 del Zonal Cuyano.

“Hace más de doce años que estoy en esto de la bicicleta y la verdad es muy sacrificado. Todo esto se dio porque  salí a entrenar con un amigo que es Pablo Bruna, sobre todo los días sábados. Esto provocó un contagio grande que me tiene hoy en día en esta competencia. Primero fue la bicicleta de mountain bike y al poco tiempo ya agarré la de ruta. En el mountain bike sumé varios logros en distintas categorías como lo es la de promocionales varones y luego en la categoría elite en donde llegué a pelear el campeonato con Pablo (Bruna). Luego  nos pusimos cada vez más finitos y comenzamos a competir en los libres. Llegó la invitación por parte de Javier Saavedra para sumarme al equipo de la Municipalidad de Guaymallén y aquí estamos”, explica quien también es delegado de la Clase 2.

“El ciclismo es más sacrificado, son muchas horas de carrera, estamos corriendo 140, 150 kilómetros a un ritmo muy rápido. No soy ciclista, estoy en un área nueva y la verdad que andar al ritmo de la elite es muy cansador, es terrible”. Cuando fue consultado sobre similitudes y diferencias existentes entre el ciclismo y el motociclismo, Pipío Fernández manifestó que: “en realidad son diferentes. En el motocross uno llega a la pista, se cambia, larga, y también viajamos y nos encontramos en la carrera con los amigos, en cambio en el ciclismo estamos permanentemente en la ruta, nos vamos encontrando por todos lados. Económicamente también entrenar en moto es muy costoso, pero son deportes unitarios que cada uno quiere pelear y ser el mejor, en eso es igual” destaca  el padre de Luciana que está jugando al hockey sobre césped en Italia, Juanito de 8, “mi cosita que tiene 3 años”, y esposo de Estefanía que en esta ocasión defenderá la camiseta del Team Brizuela.

“Espero que sea una linda experiencia. En la ruta anduvimos bien. Tuve una caída pero ya estoy bien recuperado. A las caídas es algo que le tengo miedo, de eso hay que cuidarse mucho y estar pendiente todo el tiempo”, dice Nico que no dejó pasar la posibilidad de agradecer todo el apoyo brindado por sus padres (José y Sonia) y a sus hermanos Rodrigo y Florencia.

Además de coincidir en la práctica de un deporte tuerca y otro de tracción a sangre, Nico y Gabriel también coinciden en el objetivo impuesto para la ronda mendocina. “Llegar a la etapa del Cristo Redentor sería fantástico, hermoso. Eso significaría como haber ganado la vuelta”, dicen los consagrados pilotos que anhelan en poder concluir la exigente carrera de bicicletas.

Esta es la historia de dos historias paralelas, dos historias que seguramente formarán parte de la historia de la vuelta más exigente de la República Argentina, la Vuelta de Mendoza.

Producción periodística: Jorge Márquez 

TAGS