|11/05/20 07:06 PM

Heridas que no nunca cerrarán: "Codesal, sé honesto, por favor"

Mundial Italia '90. Final Argentina-Alemania. Un árbitro mexicano con una labor sumamente dudosa. Un penal no cobrado y un reclamo de un jugador argentino 30 años después...

Por Redacción

Pasó el tiempo y las heridas lejos de cerrarse, cada vez se abren más. En las últimas horas, el ex futbolista Gabriel Calderón le exigió al ex árbitro mexicano Edgardo Codesal que sea "honesto" y que acepte su error por no haber cobrado un penal en favor de Argentina ante Alemania, en la final del Mundial de Italia 1990.

"Codesal, sé honesto por favor", escribió Calderón en su cuenta personal de Twitter acompañado de un vídeo en el que se aprecia la falta cometida en su contra por el capitán alemán Lothar Matthäus, a los 33 minutos de la segunda etapa y cuando el partido estaba igualado sin goles.

El ex jugador de Racing Club e independiente, entre otros clubes, además describió la jugada de la que él mismo fue protagonista al haber recibido la falta dentro del área del seleccionado germano.

"A los 78 minutos, cuando el partido estaba 0-0, Matthäus me hizo un penal clarísimo. Me arrastró el pie y caí en el área", detalló el ex delantero chubutense.

"El árbitro mexicano Edgardo Codesal, por supuesto, no lo cobró", se descargó el campeón del mundo juvenil con Argentina en 1979.

"Le pido a Codesal que sea honesto y, por lo menos, que acepte que se equivocó y que la quitó a la Argentina la chance de ser campeón del mundo en Italia 90", cerró Calderón.

El seleccionado argentino, liderado por Diego Maradona, cayó por 1-0 con un gol de penal del defensor alemán Andreas Brehme, y así se quedó sin la posibilidad de obtener su tercera copa del mundo, tras las logradas en 1978 y 1986.

Las imágenes siguientes son sumamente conocidas. Diego Maradona llorando mientras recibía la medalla y un equipo abatido por una injusticia. Codesal envejeciendo en México convencido que tuvo un buen trabajo y los argentinos aprendiendo a convivir con una herida que posiblemente no cierre nunca más.

La imagen oficial de aquel momento