|06/02/21 03:05 PM

Goleador de raza: los impresionantes números del Morro en el Tomba

Con sus grandes actuaciones el uruguayo se convirtió en ídolo y referente de Godoy Cruz, siendo el máximo goleador del club en Primera División y el segundo en toda su historia

El mundo del fútbol despertó este sábado con la triste noticia del fallecimiento de Santiago el Morro García, el histórico delantero uruguayo e ídolo indiscutible de Godoy Cruz.

El uruguayo era uno de esos jugadores que, siendo hincha de cualquier club, respetabas, querías, admirabas y siempre lo pedías para tu equipo. Iba al frente, sabía definir bien, tenía carácter y era un líder absoluto adentro de la cancha.

El delantero tenía 30 años y había arribado al Tomba en el año 2016, luego de una extensa trayectoria en el fútbol uruguayo: jugó en Nacional de Montevideo -donde también es ídolo- y en River Plate. También vistió las camisetas de Atlético Paranaense de Brasil y Kasimpasa de Turquía.

Con el correr de los partidos y sus buenas actuaciones, el Morro se fue convirtiendo en figura, se ganó el cariño de los hinchas y de a poco se transformó en uno de los mayores ídolos de la historia tombina.

Y no es para menos: en Godoy Cruz marcó 51 goles en 119 partidos jugados, siendo el máximo goleador del club en Primera División y el segundo en toda su historia.

Con la casaca del Expreso, además, fue el goleador de la Superliga Argentina 2017-18 con 17 tantos, transformándose en uno de los mejores atacantes del fútbol argentino de los últimos años.

En total, en toda su carrera anotó 105 goles en 261 partidos disputados como profesional, logrando un buena marca personal.

 

Debut profesional y trayectoria

García debutó profesionalmente con 18 años en Nacional, en el año 2008, club donde también fue figura y muy querido por los hinchas.

García en su primera etapa en Nacional de Uruguay.

Con el Bolso fue el goleador del torneo Apertura 2010 de Uruguay, convirtiendo 15 tantos en 15 encuentros disputados y logrando así una media de 1 gol por partido.

Un año después, se consagró como el máximo anotador de la temporada 2010-11 con 23 goles, siendo el primer jugador formado en Nacional en lograr tal distinción desde 1986.

A mediados de 2011, el Morro ​fue vendido al Atlético Paranaense, siendo la transferencia más cara de la historia del club brasileño.

Luego de pasar por el fútbol de Turquía en el Kasımpaşa, en 2013 volvió a Nacional, y en 2014 el Morro fue transferido a River Plate de Uruguay.​

Dos años más tarde, en junio de 2016, el uruguayo llegó a Mendoza y comenzó así a escribir su rica historia en Godoy Cruz.