|21/10/21 08:49 PM

El Lobo aprovechará la fecha libre para recuperar soldados

Diego Pozo tiene una verdadera enfermería y necesita recuperar futbolistas para las últimas tres fechas

Por Redacción

Con una casi improbable clasificación a la zona de reducido de la Primera Nacional (debería ganar los tres partidos que le restan y esperar resultados), Gimnasia y Esgrima ya piensa en su próximo objetivo: clasificar a la Copa Argentina. Para eso, tiene que mantenerse entre los siete mejores de la Zona A. Le quedan tres jornadas y algunos lesionados podrían volver para ese sprint final. 

La baja más sensible, sin dudas, pasa por Cristian Llama. El futbolista más habilidoso y con mayor jerarquía, no ha podido recuperarse del todo, continúa entrenando diferencia y según informó la prensa del club, se le realizó una ecografía que muestra una distensión del abductor. 

Marcos Gelabert es otro de los experimentados que también está en la enfermería. El volante tiene un traumatismo de nariz, sin lesiones oseas. Además, tiene cargado el gemelo.

En lo que respecta a Sebastián Cortés está recuperándose de un traumatismo de gemelo, Iván Paz sigue diferenciado hoy se le realizaba una nueva RX, mientras que las buenas noticias pasaron por Renzo Vera y Nicolás Romano, quienes empezaron a entrenar a la par de sus compañeros.

Este fin de semana, Gimnasia tiene descanso, recordando que en la Zona A en cada fecha hay un equipo que queda libre por tener una cantidad de clubes impar. El Lobo está séptimo con 42 puntos, 7 más que Atlanta que está un puesto más abajo. Parece difícil que se le escape la clasificación a la Copa Argentina, de todas maneras, intentará terminar lo más arriba posible. 

Finalmente, conserva chances matemáticas de entrar al reducido, pero las mismas son mínimas. Debería ganar sus tres encuentros y esperar que Tigre, Agropecuario y Belgrano sumen poco o nada en sus últimos juegos.