|11/08/20 04:33 PM

El Ángel del gol

El pasado sábado falleció Oscar Palavecino, recordado goleador de Gimnasia y Esgrima e Independiente Rivadavia

¡Gol del Pala!, ¡Gol del Pala! Era el grito recurrente en ese Parque de diversiones por dos temporadas. Era la sentencia en la voz de los relatores de fútbol y de los hinchas del Lobo y de los azules.

Oscar, el Ángel que vino del Norte se había puesto la casaca del Lobo en el Nacional del 75’ con Martín Rico, Hallar, Vicino, Letanú, Genolet. Clavó 8 goles en ese torneo.

Y en 76’, hizo historia para los Azules. Con la siete en la espalda y en el borde derecho de su pantalón, siguió siendo un devoto a la conversión del gol… Y fue campeón con Montilla, Mémoli, Vergara, Sartirana, Millán, El Lalo Bazán, Carlovich, Claverino, Ibáñez, Spitalieri, Lugo, Velázquez.

El Pala, el puntero derecho que había debutado en los Nacionales para Chaco For Ever y llegó a Mendoza, luego de ese torneo fue contratado por Rosario Central. En el Canalla jugó 65 encuentros y marcó 20 goles en una temporada y media.

Entre sus actuaciones se recuerdan la victoria ante San Lorenzo de Almagro por 4 a 3 de visitante el 30 de octubre de 1977, convirtiendo tres goles, así también la victoria ante Boca Juniors 1-0 como local el 21 de diciembre del mismo año, marcando el único gol del encuentro.

Prosiguió su carrera en Platense (1978), Liga de Quito (1978), Instituto de Córdoba (dos etapas: 1979-1981 y 1982), Guaraní Antonio Franco (1982) y Unión de General Pinedo (1983-1984), con el que marcó dos goles en el debut del club por Primera División de Argentina, cuando el 19 de febrero de 1984 empató 3 a 3 ante el Lobo de Mendoza por el Nacional de ese año.

La Lepra de 1976: Montilla, Palavecini, Claverino, Millán, Sartirana, Alvaro, Vergara, Carlovich, Velázquez, Lugo y Carlos Molina

Su carrera como director técnico se vio coronada en 1989 con el máximo logro personal: el ascenso a la Primera División del fútbol argentino con Chaco For Ever, para quedar definitivamente en a historia de oro de su club de origen. Fue el 27 de mayo de ese año, cuando derrotó a Lanús 1 a 0 con el recordado gol de penal de Felipe Di Marco, para consagrarse campeón del Nacional B.

Después de escribir una de las páginas más gloriosas del fútbol chaqueño, entrenó a distintos equipos del norte argentino, tales como Sol de América de Formosa, Independiente Fontana de Formosa y Cooperativa de Las Breñas; hasta que el 1 agosto de 2019 asumió como mánager del Club Atlético Huracán de Las Breñas.

Oscar Ángel Palavecino había cumplido 72 años el pasado 30 de julio y un par de semanas antes había expresado que era “el partido más difícil que me toca jugar pero voy a salir adelante, no puedo fallarle a mis amigos”. El Pala se venía recuperando de la amputación de una de sus piernas por inconvenientes de circulación que había sufrido el mes pasado.

Hace algunos días había viajado hacia la provincia de Corrientes para visitar a su hija, y en el transcurso de esta semana debió ser internado en una clínica de Charata por problemas respiratorios debido a las secuelas que el cigarrillo dejó en él. Cerca del mediodía, del 8 de agosto, su sistema inmunológico falló y su vida terminó apagándose.

En ese Parque de diversiones lejano, en aquel pulmón mendocino, en aquellas memorias de un tiempo que fue quedarán grabados a fuego aquellos goles de Oscar Ángel Palavecino, el Chaqueño inolvidable.