|26/07/21 07:26 PM

Boca deberá presentar otra vez a su plantel de reserva

La Liga Profesional de Fútbol le negó una vez más la posibilidad de postergar su compromiso, en este caso ante San Lorenzo en La Bombonera

Por Redacción

Un nuevo revés para Boca. La comisión directiva Xeneize le había pedido a la Liga Profesional de Fútbol (LPF) postergar por 24 horas el duelo ante San Lorenzo, de esta manera, el entrenador Miguel Ángel Russo hubiera podido estar presente en el partido, utilizando a sus jugadores principales, que terminarían de cumplir con los siete días de aislamiento pedidos desde el ministerio de Salud de la Nación. Sin embargo, desde el ente presidido por Marcelo Tinelli, no dieron lugar a la petición y el día del juego se mantiene para este martes a las 21. 

Con este panorama, el club de La Ribera volverá a utilizar a sus futbolistas de Reserva, que el sábado pasado tuvieron una excelente actuación ante Banfield, partido que finalizó sin goles y donde la mayoría de los juveniles tuvieron su bautismo en la primera del club. El encuentro de este martes será en La Bombonera, donde ellos mismos ahora cumplirán el sueño de ser titulares en el mítico estadio.

Lo que sí aceptó la LPF fue modificar la fecha del duelo de Reserva entre Boca y San Lorenzo, que debía jugarse este martes por la mañana, pero el Xeneize solicitó moverlo, ya que la mayoría de los pibes que juegan en esa categoría estarán afectados al encuentro de Primera. En las próximas horas se conocerá el nuevo día y horario para el cruce entre el equipo de Battaglia y el de Monarriz. 

El enojo de Russo

El entrenador de Boca Juniors está aislado como todo el plantel que estuvo en Brasil y que fue parte de los escándalos una vez concretada la eliminación por penales ante el Atlético Mineiro. Sin embargo, habló para el canal ESPN y remarcó: "La ministra de Salud (Carla Vizzotti) dio la orden de aislarnos y lo hicimos. Lo de mañana (martes) era otra cosa. Siempre uno pensaba que podíamos tener un día de postergación, cumplíamos los plazos y todo el mundo se acomodaba. Buscamos lo deportivo, en este caso Boca fue perjudicado en forma especial y rara. Teníamos la esperanza de este partido postergarlo, jugar miércoles a la noche o jueves, que era lo más sensato y lógico", sentenció.