|30/06/19 06:51 PM

Verstappen ganó y brindó espectáculo

El holandés se redimió de la mala largada, en la que perdió cinco puestos y dejó sin su primer victoria a Charles Leclercal superarlo en el epilogo de la competencia con una maniobra con roce incluido que quedó bajo investigación

Por Redacción

Se desarrolló el Gran Premio de Austria, que presentaba algunas particularidades en la previa, como la formación de la grilla tras los cambios de motor de unos, de caja para otros y algunas penalidades. Así fue que Lewis Hamilton (Merceds) finalmente partió desde la segunda fila, a pesar de haber clasificado segundo y haber recibido una sanción de tres puestos, pero que al arrastrar una penalidad Kevin Magnussen, el británico ascendió al cuarto lugar.

La primera fila estaba formada por la dupla más joven de la historia con Charles Leclerc (Ferrari) y Max Verstappen (Red Bull), quienes suman poco más de 21 años. Pero el holandés no tendría un buen comienzo, ya que con el auto de la escudería local, tardó en moverse al momento de la largada, siendo superado por cinco autos.

El monegasco, tomó la punta con la Ferrari por delante de los Mercedes de Valtteri Bottas y Lewis Hamilton. En tanto que el alemán Sebastian Vettel (Ferrari) tras una gran partida desde el noveno puesto, logró posicionarse entre los primeros cuatro en pocos giros de competencia.

El joven Lando Norris (Mc Laren) alcanzó la tercera posición en la primera vuelta, aunque luego cayó un par de puestos, pero manteniéndose en el top cinco con un buen rendimiento del auto del equipo de Woking en el primer tramo.

En la vuelta 22, Bottas y Vettel ingresaron para el cambio de neumáticos, haciendo una buena detención el finlandés y no así el alemán, que debió esperar casi seis segundos detenido por un retraso en la preparación de las gomas por parte del equipo. Luego hizo su primera parada el líder de la competencia, quien retornó a pista en la tercera posición.

La carrera había quedado en manos de Hamilton, aunque sin haber realizado su primera detención. El inglés pasó por los pits ocho vueltas más tarde, para un cambio de neumáticos y también de la trompa de su Mercedes (La rompió en una salida de pista en la que pasó por encima de un limitador) que le tomó más de 15 segundos, reubicándose en la quinta posición, detrás de VerstappenVettel, Bottas y de Leclerc, quien retomó su posición de mando.

El tramo final de la carrera fue con un mano a mano entre Leclerc y Verstappen. El holandés se puso a tiro del monegasco con una diferencia de menos de un segundo a cinco vueltas para la bandera a cuadros y esperó agazapado cualquier posibilidad que le permitiera dar el salto en el epilogo.

Una gran lucha se vivió con los primeros intentos de sobrepaso de parte de Verstappen, anulados por Leclerc hasta que una maniobra con roce incluido dejó al holandés en la primera posición al girar ambos autos a la par y quedándose sin pista el de Ferrari.

Fuente: Campeones