|24/05/19 11:08 AM

Carlo Lauro: “Esto es sólo por pasión”

Carlo Lauro es un destacado remero mendocino que integra la Selección argentina y sueña con llegar a los Juegos Olímpicos. Repasa su carrera y está dispuesto a colaborar para mejorar su deporte

La historia de Carlo Lauro dentro del deporte no es para nada sencilla. En realidad como la gran mayoría de los atletas de nuestro país, sobre todo si se trata de aquellos que practican los mal llamados ‘deportes menores’.

Es que este joven mendocino, que desde muy chico dedica muchas horas de su vida al remo, hoy se ubica en un lugar preponderante de este deporte pero todo, en base a un enorme sacrificio, del cual no tiene más retribución que la enorme satisfacción que otorgan las metas cumplidas.

“Siempre tuve claro que era lo que quería y hasta donde quería llegar, por eso nunca claudiqué ante situaciones adversas que se me plantearon en mi carrera deportiva. Aunque no te puedo negar que hay momentos donde la cabeza flaquea”, arrancó la charla Carlo, quien a sus 29 años, además de ser un destacado deportista, es técnico en Higiene y Seguridad y está terminando la carrera de Preparación Física.

Junto a Alejandro Colomino, Lauro fue elegido para integrar el bote de Doble Par Peso Ligero de la Selección argentina de remo, con el cual participará en las World Cup de Polonia y Rotterdam, luego en los Juegos Panamericanos y dependiendo los resultados, en el Mundial de Austria, el cual clasificará para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, si es que quedan entre las 11 mejores embarcaciones.

“Con el nuevo entrenador, Martín Cambareri, realizamos varias evaluaciones positivas que nos acercan al objetivo. Pero la verdad es que el camino hasta aquí ha sido muy duro, ya que incluso nos tocó entrenar en una pista súper contaminada en el Tigre, que hasta me intoxicó”, se sinceró Carlo.

“Poné una foto del club. Esa es mi segunda casa, con la cual comparto muchos momentos con mi familia, mis amigos, mi gente”. Con esas palabras Carlo eligió una foto del Club Mendoza de Regatas

Y luego agregó: “Son esos momentos donde decías qué hago acá. Pero la realidad es que postergas el trabajo o el estudio, aunque a cambio uno cosecha amistades y en mi caso me dio la posibilidad de conocer varios lugares del mundo”.

“Esto tiene una sola explicación y es la pasión. De otra manera no sería posible. Desde los 13 años que estoy relacionado con el remo y la verdad que ya es mucho tiempo. Probablemente sean mis últimos torneos al máximo nivel”, confesó.

Carlo hace siete años que está de novio y hace muy poco que convive con su pareja. 

“Es apropiado dejar a tiempo, porque incluso para los deportistas, luego se nos hace muy difícil insertarnos en el mundo laboral. Quiero prepararme bien y desde mi profesión seguir ligado a este deporte.

Creo que con toda la experiencia adquirida puedo contribuir para que las nuevas generaciones de remeros se encuentren con un panorama mucho mejor. Con esto quiero decir, que además de ser entrenador también quisiera ser dirigente”, finalizó en su sincera charla quien sueña llegar a los Juegos Olímpicos.