|07/12/18 10:31 AM

La Lepra cerró el año con una derrota

Independiente Rivadavia no pudo culminar el torneo con una victoria y cayó por 2 a 0 contra Temperley.  González y Cerutti fueron los autores de los goles

Por Redacción

Independiente Rivadavia jugó su último partido del torneo contra Temperley y perdió 1 a 0, en el marco de la decimotercera fecha de la B Nacional. 

Los primeros minutos de juego la Lepra encontró a un Gasolero metido en el juego, manejando los ataques por las bandas y generando peligro.

Y justamente el gol del local no tardó en llegar, porque a los 5 minutos de la primera etapa apareció Leandro González, que con un remate cruzado en el área grande venció a Aracena que intentó frenar el disparo pero no lo consiguió.

El gol tempranero sorprendió y lastimó al Azul del Parque que no esperaba el simbronazo del conjunto local, el Gasolero mantuvo una mentalidad muy ofensiva durante los primeros quince minutos de la primera mitad y justificó la ventaja en el marcador.

A los 16 minutos Independiente tuvo la primera situación clara en el arco del local, luego de una jugada por la banda izquierda que comando Federico Castro, y luego de un giro inesperado para la defensa rival descolocó a los centrales y definió pero el remate fue poco preciso y terminó sin peligro para el arquero del rival.

La Lepra se fue al descanso con el resultado en contra y un hombre menos, ya que Asenjo vio la tarjeta roja y dejó con diez a su equipo. 

Ya en el complemento, muy de a poco y lentamente, Independiente Rivadavia comenzó a buscar el empate a través de Castro pero los remates fueron desviados. Los de Gabriel Gómez trataron de generar jugadas de peligro ya que en la primera etapa fue todo del local. 

En mitad de cancha Daniel Imperiale comenzó a manejar más la mitad de cancha y a conectar con Franco Di Santo, jugadores que en la primera mitad estuvieron ausentes. 

De igual manera y pese a los intentos del equipo mendocino, el local siguió intentando desde fuera del área y con remates de media distancia con el objetivo de ampliar su ventaja pero entre Aracena y la mala dirección de los disparos el resultado se mantuvo. 

A los 30 minutos del complemento llegó el segundo tanto para el local a través de Mauro Cerutti, exLepra, quien aplico la ley del exjugador y luego de convertir elevó sus brazos pidiendo perdón por su pasado en el conjunto mendocino. 

Faltando minutos para que termine el encuentro el local continuó buscando estirar su ventaja y la Lepra, con sus problemas defensivos, intentó descontar pero no lo logró. Independiente cerró el año con una derrota aunque lejos de la zona de los promedios.