|09/07/21 05:57 PM

2.200 argentinos que residen en Brasil podrán ingresar al Maracaná

Daniel Scioli, embajador argentino en Brasil, dio detalles de cómo pueden conseguir las credenciales para la final, aquellos simpatizantes de la Albiceleste que viven en el vecino país

Por Redacción

Luego del pedido y deseo de la Conmebol de que la final entre Brasil y Argentina se jugara con una porción de público en las tribunas, sumado luego al visto bueno de la Prefectura de Río de Janeiro, un 10% del Maracaná estará cubierto por simpatizantes de ambos países. En el caso de la parcialidad argentina, podrán estar 2.200 compatriotas que residen en el país limítrofe. 

Daniel Scioli, embajador argentino en Brasil, dialogó con el medio TyC Sports y confirmó que "la final tendrá un 10% del aforo, en base a los 55 mil espectadores. Entre los invitados especiales y 2.200 credenciales para cada país, se cumplirán las 5.500 entradas". Hay que destacar que, si bien el Maracaná tiene una capacidad declarada de 78.285 espectadores, habilitados pueden ingresar (en una normalidad absoluta) hasta 55 mil. 

El exvicepresidente de la Nación entre 2003 y 2007, remarcó que, si bien habrá 5.500 personas disfrutando en directo de la final, "Argentina va a disponer de 2.200 lugares para simpatizantes, igual que Brasil, y luego habrá 1.100 más para cuestiones protocolares".

Respecto a las dudas que se generaron en las últimas horas sobre quiénes podrían conseguir un lugar para la esperada final, Scioli comentó: "Hay muchas consultas de argentinos que quieren venir, pero es sólo para residentes. Hay 18 mil argentinos que viven en Río de Janeiro. Y hay 2.200 localidades que no son entradas, sino credenciales que se van a entregar en el propio Maracaná".

“Las credenciales son gratuitas, se van a poder retirar en el propio Maracaná donde va a haber al lado un lugar para hacer el test de antígenos. Hay que pagar ese test de antígenos, la entrada no, porque repito, son credenciales para residentes argentinos. Vamos a informar con respecto a los horarios que se van a poder retirar”, agregó.

 Distinto es el caso para familiares y allegados de los jugadores, a los que se les exigirá PCR negativo realizado dentro de las 72 horas previas, dado que van a ser ubicados en el mismo sector que las autoridades. Según expresó Scioli, el sábado en el Maracaná "estará presidente de la FIFA, Gianni Infantino, pero no el de Brasil, Jair Bolsonaro".

Recaudos a cumplir

Según se supo, el público no podrá aglomerarse. Se tendrá que cumplir con un mínimo de dos metros entre personas, por lo cual se espera que los simpatizantes y familiares estén bien repartidos por todo el estadio brasileño.